Diputada propone eliminar a perros y gatos callejeros ‘que sean molestia’

La medida se contrapondría a tratados internacionales firmados por México, pero bueno... luego dijo que habría que eliminarlos 'humanamente'; así ya cambia todo
Diputada propone eliminar perros callejeros en Puebla

La diputada local por Morena en Puebla, Cristina Tello, presentó un punto de acuerdo en el que solicita a la Secretaría de Salud del estado “centros de atención” para eliminar perros y gatos callejeros.

En plena sesión de la Comisión Permanente del congreso de Puebla, mientras en el estado se llevan a cabo campañas extemporáneas para la elección de gobernador, la diputada Tello echó una bomba que no ha sido muy bien recibida por… bueno, por nadie.

Su idea para frenar y erradicar la población de perros y gatos callejeros es una muy simple: eliminarlos. Sí, como lo leíste:

“Comprende la captura de animales en la calle o abandonados que pueden ser una molestia o un riesgo y también que sea una entrega voluntaria para su eliminación, observación clínica, inyección antirrábica permanente, recolección en vía pública de animales enfermos o atropellados para la eutanasia”

México ha firmado ya varios acuerdos internacionales que le impedirían realizar una acción como esta; además, la medida en realidad no frena nada, pues la población de perritos y gatitos callejeros sólo es un síntoma de otros problemas, como la venta de animales o la falta de regulación en la adopción de los mismos.

De hecho, en septiembre del 2017, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, un punto de acuerdo en el que se actualizó la Norma Oficial Mexicana para empatar esos acuerdos firmados.

La diputada Tello Rosas dijo en tribuna que ya habría tenido reuniones con regidores poblanos para la implementación de esos centros, pero ¿de verdad es una medida válida o que resuelva algo? (Vía: Milenio)

En México, se estima que cada año son abandonados medio millón de mascotas por sus dueños, la temporada de mayor abandono tiende a ser entre mayo y julio, cuando los cachorros que regalaron entre Navidad y San Valentín ya crecieron. (Vía: Excélsior)

¿Y si mejor se regula la compra de perritos antes de que los abandonen?