Mexicana decora su casa para Halloween ‘estilo Sinaloa’ y la obligan a quitar adornos

En este mundo enfermo y triste siempre llega el momento para llorar y reír al mismo tiempo
Según la chica éste es el "estilo Sinaloa". (Imagen: Twitter)

Una mujer originaria  de Culiacán y radicada en Estados Unidos, decoró su casa al “estilo Sinaloa” para las celebraciones de Halloween, sin duda una extraña idea para las fiestas temáticas, ¿no?

En Miami, una usuaria compartió a través de su cuenta de Facebook fotos de la decoración temática de su casa, la cual preparó para celebrar Halloween.

Vaya dulce o truco. (Imagen:Twitter).

Según ella, la decoración es muy al estilo del humor mexicano pues lo hizo “representando a Sinaloa”. En el jardín había “embolsados” y calaveras que enterraban cuerpo en ataúdes.

¿En verdad esto es todo lo que hay en Sinaloa? (Imagen:Twitter)

No, eso no era todo, en alguna entrada se ve a dos enormes calaveras que bien podrían ser la Santa Muerte y justo en medio había más “embolsados o encobijados”, posiblemente su decoración se basó en la violencia generada por el crimen organizado.

Personajes de la casa “estilo Sinaloa”. (Imagen:Twitter)

Aparentemente a sus vecinos no les gustó del todo la idea, pues en la publicación de Facebook escribió:

“Soy de Culiacán, Sinaloa, vivo en Miami, FL y medieron 3 días para remover mi decoración de Halloween… Chalezt! No conocen el humor mexicano” [sic]. (Vía: El Imparcial)

Porque, claro, cuando los extranjeros hacen apología o comedias sobre el crimen organizado está bien, pero si una persona que probablemente fue parte de ello lo hace, se está burlando de algo muy violento.

Según la chica éste es el “estilo Sinaloa”. (Imagen: Twitter)

La joven cambió su decoración una vez más y en otra publicación de Facebook puntualizó que:

“Ya pues MENOS VIOLENTO, MAS MEXICANO, y pa’que no haya sentidos sentamos al embolsado! PURO SINALOA GENTES” [sic]. (Vía: El Imparcial)

En redes sociales se generaron opiniones encontradas acerca de esta decoración. Algunos expresaron que se trataba de libertad de expresión, mientras que otros lo consideraron una falta de expresión.

En este mundo enfermo y triste siempre llega el momento para llorar y reír al mismo tiempo.

Con información de El Imparcial