¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Conacyt denuncia que exdirector tenía roof garden

Imagen: Especial

A través de un comunicado oficial, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología informó que la oficina de la dirección contaba con cocina industrial con chef de planta y un  Roof garden en la terraza que solo era accesible para una élite del Consejo”.

La tarde de este lunes, sin aviso, el Conacyt publicó un comunicado oficial en el que respondían al menos dos preguntas que se le estaban haciendo tanto a la dependencia como a la directora, la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces: el sueldo de la directora y el costo del mantenimiento del edificio, ubicado en Avenida de los Insurgentes 1582.

Sin acompañar fotografías o documentos que acrediten lo que informan en el comunicado, la nueva administración del Conacyt, eso sí, dijo que esos “espacios de privilegio” se volverían “de uso colectivo para encuentros de trabajo”.

En ningún punto del comunicado el Conacyt señaló a algún ex director, sin embargo varios medios se han enfocado en el último titular de la dependencia, Enrique Cabrero Mendoza, designado en el 2013 por el gobierno de Enrique Peña Nieto hasta el 2018.

Por lo pronto, dice el comunicado del Conacyt, la directora del consejo está despachando en una oficina en la planta baja, lo que “permitirá que la Dra. Álvarez-Buylla pueda estar cerca de la comunidad con la cual va a trabajar, en lugar de tener un espacio de privilegio”.

En octubre pasado, cuando se filtró a medios una carta en la que la actual directora le pedía a la administración en turno”suspender” convocatorias y contratos del Conacyt, lo que muchos temieron suspendería los pagos para becarios del Consejo.

La respuesta institucional fue que la carta fue una filtración “de mala fe”, negó cualquier orden de cancelación y quisieron corregir por “suspender”.

En el mismo comunicado donde Conacyt reveló el “roof garden y chef de planta”, también quiso desmentir que la actual directora ganara más que el presidente: la información publicada en redes el pasado 9 de enero “estaba desactualizada” y, dice, ahora ya no gana eso.