En Sinaloa promocionan no fumar… ¿con la amenaza de ya no usar bras sexys?

Hay campaña publicitarias desafortunadas y este esperpento de la Secretaría de Salud de Sinaloa donde relacionan las mastectomías con ya no usar lencería: con la imagen de un brasier rosado sobre fondo negro, la leyenda invita a abandonar el tabaco con el lema: “Fumar puede provocar que lo dejes de usar”.

La imagen llegó a Twitter gracias a la usuaria @ternuraradical quien, además de compartirnos la fallida campaña, lanzó un hilo sobre todo lo que está mal con la imagen.

Y es que esta campaña firmada por las autoridades de Sinaloa no tiene un solo detalle que la salve; vaya, hasta el diseño parece hecho con Paint y la rima perfecta con verbos agudos es chocante hasta la náusea: fumar, provocar, usar. Para empezar, recordemos que, en efecto, fumar puede derivar en cáncer de mama y, por supuesto, una posible consecuencia es una mastectomía.

Las mastectomías suelen dejar severas consecuencia en la salud psicológica de las pacientes. No pocas reportan severa depresión tras pasar por una dolorosa mutilación que deja además una indeseable cicatriz. Esta cirugía suele afectar su estado de ánimo, su vida sexual y su autoestima.

En lugar de enfocar la atención en todas esas atroces consecuencias de fumar, la campaña prefiere apelar a la vanidad; lo cual podría ser un movimiento inteligente cuando se trata de la apariencia de la piel o el aliento o los diente amarillos. Pero, con un asunto tan delicado como el cáncer de mama, apelar a la presunta vanidad de las fumadoras solo insensible.

O, como bien dice la usuaria @ternuraradical, “que el cáncer te pueda quitar la vida o resulte en la mutilación de tu cuerpo pasa a segundo término, lo importante es la lencería sexy”.

Incluso si la intención inicial de las autoridades era aludir a las mamas poniendo como referencia el mero brasier, como una persignada  metonimia, bastaba con tener dos dedos de frente para ver que podía malinterpretarse muy fácilmente.

Esperemos que las autoridades de la Secretaría de Salud de Sinaloa rectifiquen y retiren esta publicidad que, además de ser insensible y errada, difícilmente podría lograr su cometido: que las mujeres dejen de fumar.

Sabemos que es difícil convencer a la gente que fuma de que se desprenda del dañino hábito. Sabemos también que el Estado invierte muchos recursos en atender a la gente que padece alguna enfermedad tras años de consumir tabaco, pero definitivamente hay que tener más imaginación y escrúpulos para convencerlos de abandonar el vicio.