¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Asesor de EPN compró un perrito… de 38 millones de pesos

Ni la longaniza, ni los rastrillos, ni el papel higiénico, el mastín tibetano de Humberto Castillejos es la compra inútil con el dinero del erario
Asesor de EPN compró un perrito... de 38 millones de pesos. (Imagen:Twitter)

Se dio a conocer que Humberto Castillejos Cervantes, quien era consejero jurídico del ex presidente Enrique Peña Nieto,  se compró el perro más caro del mundo. Es un mastín tibetano cuyo valor se calcula en 1. 9 millones de dólares.

Según Sin Embargo, el consejero jurídico entre febrero 2 y 8 del 2016 adquirió tres camadas de la raza antes mencionada. Estos datos están registrado en su penúltima declaración patrimonial presentada ante la Secretaría de la Función Pública.

“Castillejos Cervantes hoy está bajo investigación por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública  (SHCP) porque desde su puesto habría operado un esquema de extorsión a empresas”. (Vía: Sin Embargo)

El precio del mastín tibetano se calcula en 1.9 millones de dólares, lo que equivale a 38 millones de pesos mexicanos. Es decir, que supera el precio de un Ferrari 448, el cual está valuado en 340 mil dólares, lo que , a su vez, equivale a 6 millones 904 mil pesos.

Es cierto que ni la supuesta longaniza de AMLO o los rastrillos y el papel higiénico que le adjudicaron a Peña Nieto valían tanto.

Para comprar uno de esos ejemplares necesitas un certificado de importación que se emite mediante el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) en las aduanas donde se hace una revisión al ejemplar. (Sin Embargo)

También hace falta un certificado de buena salud que haya sido emitido por un veterinario. En este se deben puntualizar los siguientes datos:

  • Nombre del exportador
  • Dirección del exportador
  • País de origen del animal y el exportador
  • Fechas de vacunas

Bien, una vez con el perrito en su casa ¿para qué lo quería? tal vez gustaba de ir a algún café petfriendly, salía a correr con el o usaba el filtro de perrito en Snapchat.

Estos animales tan imponentes sólo pueden servir de fachada para algo muy pequeño, tan pequeño como los argumentos con los que se defendieron cada una de las reformas aprobadas en el sexenio del expresidente.

Con información de: SDPnoticias