Alcalde de Perú finge su muerte por Covid para evitar ser detenido

Jaime Rolando Urbina Torres, alcalde de Tantará, había violado el toque de queda para salir a beber con otras personas

En Tantará, en la región Huancavelica de la provincia de Castrovirreyna, en Perú, se declaró toque de queda por la pandemia de Covid-19. Sin embargo, su propio alcalde rompió la regla de distanciamiento social y salió a beber con otras personas. Más tarde, para evitar ser detenido por la policía, se escondió en un ataúd y se hizo el muerto.

También te recomendamos: Cuarentena en Argentina podría ser la más larga a nivel mundial

El pasado lunes, Jaime Rolando Urbina Torres salió a beber a un almacén de la ciudad junto con otras personas. Cuando la policía local hizo presencia para aprehenderlo, el alcalde se escondió en un féretro y, con todo y cubrebocas, fingió ser una víctima mortal de Covid-19. Urbina Torres se encontraba en estado de ebriedad al momento de su arresto.

Urbina Torres fingió su muerte por Covid-19 para evitar ser arrestado por violar el toque de queda en Tantará. (Imagen: Esteban Saldaña / El Comercio)

Como reporta El Comercio, el alcalde ha sido cuestionado por sus acciones ante la pandemia de Covid-19 en Perú y el resto del mundo. El 9 de mayo, señala el diario, fue obligado a asistir a una reunión de emergencia en la Plaza de Armas de Tantará en la que fue confrontado por su desatención a la población: de 54 días de emergencia sanitaria, solamente permaneció ocho en Tantará.