Emboscan a policías ministeriales de Puebla; hay 1 muerto y 6 lesionados

El gobernador informó que ya tienen identificados a los asesinos y aseguró que darán con ellos

Durante la madrugada, policías ministeriales viajaban para ejecutar órdenes de aprehensión cuando fueron emboscados en Chignahuapan, Puebla. La emboscada dejó un muerto y seis heridos.

El agente que falleció durante el ataque era un comandante de los elementos ministeriales.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, informó sobre los hechos durante una conferencia de prensa. En esta detalló que el hecho ocurrió a las 00:30 horas de este viernes y habló sobre la condición de los sobrevivientes.

“Hay seis lesionados, dos tienen condiciones, no de gravedad total, pero sí más complicadas y cuatro de lesiones leves”, señaló.

Barbosa aseguró que siguen las investigaciones y los tienen identificados.

“Estamos ya muy adentro de las pesquisas sobre los responsables, sabemos quiénes son, los tenemos identificados, tenemos hasta armas que fueron utilizadas en este ataque, en esta emboscada”, apuntó.

El gobernador aseguró que darán con la aprehensión de estos individuos, quienes formarían parte de una banda delincuencial involucrados en el huachicoleo.

También te recomendamos: Aumentan los homicidios dolosos en México durante julio

Estos eventos de violencia no son los primeros que se ven en el municipio poblano. Diferentes medios informaron la semana pasada sobre el homicidio de un hombre a plena luz del día en el mercado del ayuntamiento; unos días después, en un incidente a parte, asesinaron a un taxista en un camino de terracería.

En marzo de este año, la revista Proceso informó sobre la ejecución de seis personas durante una sola jornada de 24 horas en el pueblo mágico de Chignahuapan.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), el estado de Puebla es una de las entidades que vio un incremento en la violencia. Mientras en junio se registraron 70 homicidios, en julio la cifra subió a 81. Sin embargo, los dos meses más sangrientos para el estado este año fueron marzo y abril, cuando se registraron los decesos de 100 y 103 personas, respectivamente.

Con información de Milenio y Reforma