¿En qué se parecen (y en qué no) los discursos de AMLO del 1 de julio?

El presidente retomó todos los puntos del 2018, pues 'cumplió' con 78 de las 100 promesas
¿Cómo se parece el discurso de este año al del año pasado?

En las casi 5 mil palabras del discurso que pronunció el presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio de 2019, hay una gran similitud con su discurso del año pasado. De hecho, el presidente refirió a todos los puntos del 2018.

De nuevo habló de la creación de una nueva democracia y que ésta superará el antiguo régimen de corrupción. Declaró que se ha garantizado la libre manifestación de ideas pues “estamos a favor del diálogo“. Aseguró que ha sido respetuoso a la autonomía del Banco de México.

Aunque en 2018 dijo que no “habrá confiscación o expropiación de bienes“, en el discurso de este año declaró que sí ha habido confiscaciones a la “delincuencia común”. De hecho, estas “confiscaciones” se regresarán a la gente a través del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

Para AMLO, la Cuarta Transformación consiste, principalmente, en “desterrar a la corrupción de nuestro país“. Por lo tanto, a un semestre de su mandato, empezó informando que “ya no se tolera ni ser permite la corrupción desde la Presidencia de la República”.

En su intención de desterrarla, la corrupción ha sido clasificada como delito grave y se firmó un acuerdo con la ONU especializado en erradicarla. Para evitarla, por ejemplo, no se han realizado adquisiciones de equipos de cómputo, se firmó un acuerdo con el sector privado y las becas llegan a los beneficiarios “sin intermediarios”.

En 2018 aseguró que para combatir la corrupción no sería necesario aumentar impuestos, endeudar al país o tener gasolinazos. A un año de esa declaración, ayer comentó que “la economía está creciendo y no hay recesión“. Sostiene que no se han creado impuestos, que no ha aumentado “en términos reales” el precio de la gasolina y que ha inflación bajó 1% a comparación del año pasado.

Con su intención de darle preferencia a los sectores más pobres, aprobó la Ley de Austeridad Republicana. “Por el bien de todos, primero los pobres” se tradujo a becas para personas con discapacidad, becas para estudiantes, universidades públicas y programas de bienestar para comunidades indígenas.

Llama la atención que en 2018, el recién electo presidente haya dicho que “cambiará la estrategia fallida de combate a la inseguridad y a la violencia. Más que el uso de la fuerza, atenderemos las causas que originan la inseguridad y la violencia“. Sin embargo, este año se reformó la Constitución y se creó la Guardia Nacional “para garantizar la seguridad pública”. 

Eso sí, disfrazó la contradicción con la frase: “el marino y el soldado es pueblo uniformado“.

Repitió también los principios establecidos en el artículo 89 de la Constitución: “la autodeterminación de los pueblos; la no intervención“… ¿esto quiere decir que México no intervino en la política de El Salvador al donarle 30 millones de dólares?

Mencionó también que México continuaría su relación amistosa con Estados Unidos ya que “superamos una posible crisis económica y política mediante un acuerdo migratorio que nos obliga a ser más estrictos en la aplicación en la ley de la materia“. El presidente aplaudió el acuerdo migratorio con Estados Unidos al tiempo que festejaba que “nuestros héroes vivientes” enviaron en mayo las remesas más altas en la historia.

Repitió que el gobierno no será un comité al servicio de la minoría, sino que busca representar a todos los mexicanos… al tiempo que habló de sus adversarios quienes trabajan en un sabotaje legal. Mientras que en 2018 hubo una relación respetuosa con sus opositores, pareciera que este año ha aumentado el discurso divisor entre sus seguidores y sus “rivales”.

Pareciera que el “sabotaje de sus adversarios” ha evitado que se cumpla gran parte de las promesas de campaña. Pues aunque AMLO declara que ya se cumplieron 78 de los 100 compromisos, gran parte de las declaraciones fueron conjugadas en futuro: es decir, están en proceso de realizarse; tal vez ya estén listas para el festejo del año próximo.

Publicidad