desaparecidos guerrero búsqueda

Las familias se han vuelto expertas en buscar restos humanos en fosas clandestinas. Imagen: Brigada Nacional para la Búsqueda de Personas Desaparecidas/ Facebook.

Familiares de víctimas de desaparición agarrarán de nueva cuenta los picos y las palas para excavar la tierra en busca de sus seres queridos. La cuarta jornada de la Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, una iniciativa ciudadana, ha comenzado en el estado de Guerrero.

La búsqueda se hará en fosas clandestinas en los municipios de Huitzuco, Taxco, Cocula, Iguala y Chilpancingo entre el 18 de enero y hasta el primero de febrero.

De las primeras experiencias, en Veracruz y Sinaloa, la Brigada ha encontrado cuatro mil restos óseos. Estos han sido entregados a las autoridades correspondientes para su identificación.

Conferencia de prensa con representantes de algunas de las más de 60 organizaciones que integran la brigada. Imagen: Centro PRODH

Roberto Cabrera, titular de la Comisión de Nacional de Búsqueda (CNB), un brazo de la recién creada Comisión para la Verdad, Justicia y Reparación, admitió que hasta el momento se tiene conocimiento de que en México hay 40 mil 180 personas desaparecidas.

Cabrera también dijo que hay 36 mil personas fallecidas cuyas huellas dáctilares aún no han sido identificadas.

Por su parte, Rita Radilla, una activista que lleva desde la década de los setenta buscando a su padre, pidió a los medios de comunicación y a la ciudadanía que estén pendientes de la brigada por motivos de seguridad. En conferencia de prensa, Radilla dijo:

“Las personas que hicieron esto no están tranquilas, ni contentas con lo que estamos haciendo”.

Por su comunicado de prensa, la organización aclara:

“La brigada nacional no busca culpables. Busca a las decenas de personas desaparecidos a lo largo de nuestro país sin criminalizar ni estigmatizar a nadie”.

Guerrero es uno de los tres estados con más desapariciones junto con Veracruz y Tamaulipas.

El estado se ha vuelto un caso emblemático de este fenómeno desde la desaparición de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos en septiembre del 2014.

Ayotzinapa, o la justicia en la tierra de tortugas

Guadalupe Rodríguez, representante del Frente Guerrero por Nuestros Desaparecidos, una de las organizaciones que participarán en esta ocasión, lamentó que sean las familias quienes deben hacer las labores de las autoridades:

“Siento que es mi responsabilidad como madre buscar a mi hijo del que no he tenido noticias desde hace cuatro años”.