Nueve años del incendio en la guardería ABC

Hace nueve años, en Hermosillo, Sonora, 49 niñas y niños murieron en el incendio de la guardería ABC. Otros 106 quedaron lesionados y con secuelas de por vida. Desde entonces, la única respuesta que han recibido los padres tiene que ver con la impunidad: ante un siniestro provocado por corrupción y negligencia de las autoridades, las 19 personas sentenciadas siguen en libertad.

Los funcionarios implicados, mientras tanto, ni siquiera fueron juzgados.

“Han pasado nueve años de aquel 5 de junio que nunca hubiésemos querido vivir, nueve años de uno de los hechos más dolorosos para nosotros como padres y madres”, escribe Patricia Duarte Franco, madre del bebé Andrés Alonso García Duarte. “Un día vergonzoso para el Estado mexicano, aunque aún no lo reconozca y no haya pedido perdón a nuestros hijos e hijas. El Estado entonces estaba presidido en el ejecutivo federal por Felipe Calderón y en el de Sonora por Eduardo Robinson Bours Castelo“.

Han pasado nueve años de la muerte de 25 niñas y 24 niños; decenas más sobrevivieron con diferentes grados de lesiones y secuelas, muchas muy graves y de por vida; nueve años de exigir y esperar justicia ante la indiferencia, complicidad e insensibilidad de los que dicen impartirla.

Ahora, a la exigencia de justicia por el incendio, se suman los actos de corrupción denunciados por padres y madres de niños y niñas lesionados: a través del Centro de Atención Inmediata para Casos Especiales (CAICE) del IMSS, se ha registrado la venta de medicamentos con sobreprecio, así como firmas falsas para otorgar ayuda a los lesionados, misma que nunca recibieron.

“Me ponen cremas, bloqueadores, jabones”, acusa Marisol Montaño Estrada, madre de Dana Paola Villarreal Montaño, quien tenía dos años cuando ocurrió el incendio y sufrió quemaduras de segundo y tercer en el 54% de su cuerpo. “Me están cobrando los aparatos que usan los pediatras en consulta, como 26 colchonetas, balones, pastillas que mi hija no toma y vuelos de hasta 96 mil pesos que han comprado a nombre de la niña”. (Vía: Sin Embargo)

La noche de ayer, padres y madres hicieron dos vigilias de forma simultánea: una en la guardería ABC y otra frente al antimonumento colocado frente a las oficinas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Paseo de la Reforma: colocaron fotografías de las víctimas, pequeños zapatos blancos y velas.

Hoy, en Hermosillo, la movilización empezará a las cinco: desde la guardería ABC hasta la plaza Emiliana de Zubeldía. En la CDMX, a las cuatro de la tarde habrá una marcha que irá del Ángel de la Independencia al Zócalo.