¿Cómo se ha combatido la corrupción en México?

¿Serán suficientes las nuevas medidas contra la corrupción en México?
¿Cómo se ha combatido la corrupción en México? (Imagen: Twitter)

La corrupción tanto en instituciones, empresas como en partidos políticos ha sido señalado por la sociedad como uno de los problemas más recurrentes en México. ¿Cómo se ha combatido la corrupción en nuestro país en los últimos 7 años?

También te recomendamos: Austeridad y lucha vs corrupción: lo logrado a un año de gobierno

En 2012, cuando Peña Nieto tomó la presidencia, México tenía el lugar 102 en el Índice mundial de Percepción de la Corrupción. En 2016 llegó al 138 de 180 lugares, lo cual se consideró una caída libre, pues nuestra nación cayó 33 lugares en menos de un sexenio.

“México carece de una política anticorrupción integral para todos los niveles y poderes del gobierno. Sin una política efectiva en todo el territorio, los escándalos de los que la sociedad mexicana ha sido testigo por décadas seguirán sucediendo, y México se mantendrá en esta lamentable posición, en éste y otros índices internacionales, advierte el texto del índice”. (Vía: Animal Político)

En 2015 se creó el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), éste tenía como objetivo crear principios, políticas públicas y procedimientos legales para prevenir, detectar y sancionar faltas administrativas.

Otro de sus planes era fiscalizar el control de los recursos públicos. Entre los integrantes de este sistema se encontraban el Rector del Sistema Nacional de Fiscalización y los Sistemas locales Anticorrupción, asimismo, contaba con una Secretaría Ejecutiva y una Comisión Ejecutiva.

“El Sistema Nacional Anticorrupción es un esfuerzo de coordinación que se da entre todas las instituciones que están relacionadas con la rendición de cuentas y el combate a la corrupción. Estas, junto con el Comité de Participación”. (Vía:  SNA)

Sin embargo, su funcionamiento se detuvo por la falta de un fiscal general que lo regule. Asimismo, no se han instaurado nuevas políticas publicas por parte de este organismo para combatir la corrupción.

¿Cómo combate la 4T la corrupción?

Desde la campaña presidencial Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que una de sus metas durante su sexenio sería combatir la corrupción de manera institucional. Una vez en el poder, AMLO ha fundamentado sus lucha contra la corrupción en dos estrategias.

La primera es la reducción presupuestal en diversas instituciones y sectores como el de la salud, educación; etc. En diversas conferencias mañaneras el presidente ha asegurado que mediante la austeridad en las dependencias de gobierno y órganos autónomos se podrá combatir la corrupción.

En este sentido, se tendrá el presupuesto indicado para que cada organismo e institución lleven a cabo las tareas que están bajo su cargo. De esa manera, según la opinión del mandatario, se evitarán los gastos innecesarios realizados con dinero del erario.

Uno de los sectores que más replicas realizaron contra las medidas de austeridad fue el sector de ciencia, tecnología e investigación.

“Las medidas de austeridad que afectan a la ciencia son parte de un esfuerzo más amplio para dirigirse a lo que López Obrador ha llamado la “burocracia dorada” de México: los funcionarios públicos que utilizan los fondos de gobierno para llevar una vida de lujo. López Obrador ha recortado su propio salario y ha vendido el avión presidencial a favor de los vuelos comerciales. México no puede tener “un gobierno rico con gente pobre”, escribió en un memorando anunciando los recortes”. (Vía: Vanguardia)

La reducción presupuestal fue aplaudida por alguno ciudadanos y criticada por otros. No obstante, su segunda medida ha sido menos controversial a nivel social.  Se trata de la penalización de la corrupción como un delito grave.

La propuesta de convertir a la corrupción en delito grave fue aprobada por la Cámara de Diputados en febrero del 2019. Para ello se realizaron una serie de reformas constitucionales que instauran prisión preventiva oficiosa y sin derecho a fianza en 19 delitos.

Celebro que se haya convertido en delito grave el robo de combustible y que se haya aprobado, se haya convertido, en delito grave, también el fraude electoral, apunto el mandatario”. (Vía: El Cronista)

Aunque aún no se observan los resultados de estas reformas, la percepción social del combate a la corrupción ya es visible. En la edición 2019 del Barómetro Global de la Corrupción de Transparencia Internacional se señaló que cada nueve de 10 encuestados, precisaron que la corrupción aún es un problema para la nación. 

Por otra parte, el 21% de la población consideró que la corrupción ha disminuido. A nivel general, la percepción social muestra que  la corrupción bajo de 61% a 44% durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Sectores más corruptos de México. (Plumas/Atómicas)

¿Ante este panorama serán suficientes estas medidas para combatir la corrupción?

Publicidad