Clientes de bancos pudieron ser cómplices en hackeo a SPEI

Según información difundida por El Financiero, en el hackeo al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) llevado a cabo la semana pasada y que resultó en un robo de alrededor de 400 millones de pesos, pudieron haber estado involucrados clientes de las instituciones financieras afectadas.

Según el diario, el modus operandi fue: los hackers contactaron a clientes y proveedores directos de los bancos ofreciéndoles un porcentaje del botín a cambio de aceptar las transferencias interbancarias en sus cuentas, de las cuales serían retirados los recursos.

hackeo banxico

Asimismo, señalaron que las autoridades encontraron una serie de cuentas bancarias recién abiertas por los hackers, que tenían la finalidad de ser cuentas destino de los recursos sustraídos.

Según instituciones afectadas en el pasado por este tipo de delitos cibernéticos, el modo de operación del hackeo es similar a otros vistos en el pasado, en donde se duplicaron las órdenes de SPEI, se abrieron cuentas y se enviaron instrumentos a otras personas a las que se les robó previamente su identidad.

En el caso de nuestro país, nunca habíamos tenido un ciberataque de estas dimensiones, así lo han reconocido tanto el Banco de México, como la Asociación de Bancos de México (ABM).

Lee también: Tras hackeo a SPEI, Banxico crea dirección de ciberseguridad”

De hecho, a raíz de esto, ambas instituciones están trabajando para reforzar la seguridad en los sistemas de transferencias, además de nuevos mecanismo para el retiro de dinero en ventanillas, de entrada, solo se permitirán retiros de máximo 50 mil pesos.

hackeo SPEI

Según el presidente de la ABM, Marcos Martínez, los responsables del hackeo se encuentran fuera del país, sin embargo, dijo que todavía no se ha confirmado si está implicado personal de los bancos y de los proveedores de servicios de conexión de SPEI.

Finalmente, el titular de la ABM aseguró que ningún cliente resultó afectado debido a que el robo fue a la tesorería de los bancos y no a cuentas de particulares. (Vía: El Financiero)

 

 

 

Por: Redacción PA.