Dictan prisión preventiva para policía que mató a conductor en Iztapalapa

Imagen: Especial

Eran las seis de la mañana del domingo. José Alejandro, su hermana Diana y su amigo Manuel iban saliendo de la fiesta. Sin embargo, mientras manejaban en la colonia Militar Marte, en Iztacalco, chocaron contra una patrulla. El accidente llevó a una persecución y, según las autoridades, en las calles de la colonia Picos VI B, en Iztapalapa, policías le cerraron el paso y ahí “se realizaron disparos”.

José Alejandro, de 32 años, murió por arma de fuego. Antonio, Aureliano, Felipe, Jorge, David y José Ángel, todos agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, fueron puestos a disposición de la Fiscalía para la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos.

Imagen: PGJ

Este martes, la PGJ informó en conferencia de prensa que todos fueron liberados, salvo uno, a quien le dictaron prisión preventiva por su probable responsabilidad en el homicidio de José Alejandro.

“Se determinó que el disparo que privó de la vida a la víctima se realizó desde el arma larga que tenía a su cargo uno de los elementos policiacos que participaron en los hechos”, informó José Carlos Villarreal Rosillo, titular de la Fiscalía que investiga el caso.

José Ángel, de 45 años, es el agente que presuntamente asesinó a José Alejando. Contrastando informes policiales con el comunicado de la PGJ, el arma larga desde la cual se habría realizado la detonación que acabó con la vida del conductor sería una Galil ACE 21, un fusil de asalto producido en Colombia y utilizado por las fuerzas armadas de ese país.

Imagen: Especial

El Honda Fit que manejaba José Alejandro quedó casi sobre una banqueta en las calles de la Picos VI B, con el agujero de una bala dibujado en el cristal trasero. De manera extraoficial se señala que José Ángel sólo iba con aliento alcohólico cuando recibió la bala de calibre 5.56 en la parte posterior de la cabeza.

En conferencia de prensa, la PGJ informó que se halló un arma de fuego en el interior del Fit, aunque esta no habría sido usada. El carro recibió balazos nada más de arma larga, aunque otros agentes reconocieron también haber disparado.

“Los peritajes establecieron que los impactos que presenta el vehículo particular se realizaron de afuera hacia adentro”, agregó el comunicado de la PGJ.

Ahora, la audiencia del policía José Ángel seguirá el próximo viernes. Si es encontrado culpable por el asesinato del hombre, podría pasar hasta 50 años en la cárcel. En tanto, se abrió un desglose para continuar con la investigación por alguna conducta o delito cometido por parte de los otros cinco elementos.

Ninguno de los elementos justificó en las investigaciones por qué abrió fuego contra el vehículo de José Alejandro.

José Alejandro. Imagen: Twitter

De acuerdo con Excélsior, amistades de José Alejandro, quien apenas había terminado su maestría en Derecho Corporativo Internacional, señalaron que él nunca usó un arma de fuego, nunca solicitó permisos para portarla y no portaba una cuando recibió el disparo.

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México informó por su parte que se mantendrá vigilante en el proceso de la investigación, según el Reforma.