¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Así estuvo el retraso en la Línea 7 del Metro de CDMX

Un fallo en un solo tren provocó una reacción en cadena que generó multitudes y retrasos para miles de usuarios
Fallo en tren genera retrasos en línea 7 de Metro en CDMX (Imagen: Twitter)

Esta mañana, una falla en el mecanismo de de conducción de un tren en la línea 7 generó una reacción en cadena que generó retrasos de horas y conglomeraciones masivas en todas las estaciones de la línea que va desde Barranca del Muerto hasta El Rosario.

Si hoy tuviste que tomar la línea 7 y sigues camino a tu trabajo, ya sabes de qué estamos hablando. Sin avisos ni información para los usuarios más que redes sociales, un fallo en un tren generó graves problemas para miles de personas.

De acuerdo a lo que informó el Sistema de Transporte Colectivo Metro en sus redes sociales, un problema en el mecanismo de conducción de uno de los trenes, alrededor de las 7:15 de la mañana, provocó que haya sido retirado de las vías, mientras los usuarios seguían acumulándose en las plataformas.

Una vez que fue retirado el tren con fallas, la marcha de los demás siguió lenta, mientras el STC sólo informó a los usuarios que “tom[aran] previsiones”:

“Después de retirar tren de Línea 7 para revisión de mecanismo de conducción, el avance es continuo. Se generó carga de usuarios y se realiza el envío de unidades vacías a estaciones de mayor afluencia. Toma previsiones” (Vía: Twitter)

A los usuarios no les quedó de otra más que esperarse a que se normalizara no sólo la velocidad de marcha, sino la enorme cantidad de usuarios que generó la falla.

En múltiples tuits y publicaciones en redes sociales, los usuarios reclamaron al metro y a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum la situación.

Sin una comunicación clara y que no depende de redes sociales, cientos de usuarios no entendían qué ocurría y no optaron por otras rutas de transporte.

Le tomó a toda la línea poco más de tres horas para regularizar la cantidad de personas en las estaciones  y, nos imaginamos, más de mil mentadas de los usuarios a los que no les quedó de otra más que apechugar y entrar a la fuerza en los andenes toda la mañana.

¿Será que ya tendremos que salir cuatro horas antes de nuestras casas para llegar a tiempo, no vaya a ser que ocurra otra falla en el Metro?