Expectativas, preocupaciones y la vacunación de una maestra en CDMX

'Es muy importante que sigamos teniendo las medidas sanitarias que se requiere', insistió la docente
Claudia Rodríguez muestra el punto donde recibió la vacuna Cansino. | Foto: Esteban González/Plumas Atómicas

Su cita fue en el Hospital Militar de Zona ‘El Vergel’, en Iztapalapa, Ciudad de México. Claudia Rodríguez, maestra de Primaria, llegó con miedo, pero no por la jeringa o la pandemia de COVID-19, sino por los efectos secundarios. Sin embargo, las expectativas de ver a sus alumnas y alumnos es lo que la motivó.

“Sí, me emociona porque creo que a todos nos hace falta la convivencia”, dijo Rodríguez en entrevista a Plumas Atómicas. “El ver a los chicos, en saber cómo están, cómo se sienten, que el estar encerrados sí nos vuelve un poquito más vulnerables a ciertas emociones”.

Como parte de la campaña de vacunación contra la COVID-19, el gobierno comenzó a vacunar al personal docente desde la semana pasada. Esto de la mano con el anuncio de regreso a clases presenciales. Así fue como Rodríguez terminó en el centro de vacunación instalado en el oriente de la capital.

Cientos de personas acuden a “El Vergel” para recibir su vacuna. | Foto: Esteban González/Plumas Atómicas

Rodríguez es maestra de Educación Física en la Primaria Juan Crisóstomo Bonilla, en la alcaldía Venustiano Carranza. Alrededor del mediodía fue inoculada con la vacuna de Canadá y China, Cansino. Este antídoto consiste en una sola dosis, pero, Rodríguez escuchó que los efectos secundarios son un poco más visibles, lo cual la tenía un poco nerviosa, relató.

Con cada vacuna que se aplica en México nos acercamos más a la posibilidad de un regreso a la normalidad. En ese sentido, Rodríguez explicó que fue un año difícil para ella como maestra.

“Primero fue complicado porque fue algo nuevo y fue por medio de WhatsApp. Se mandaban videos y ellos te los regresaban”, relató. “Ahorita, ya en el siguiente ciclo escolar que iniciamos en agosto del año pasado, pues, empezamos por las clases virtuales de Zoom”.

El gobierno capitalino y militares coordinaron el acceso a las instalaciones de “El Vergel”. | Foto: Esteban González/Plumas Atómicas

Preocupaciones y cuidados aún con la vacuna

Sin embargo, insiste que los más beneficiados con el regreso a clase serían las y los menores en las escuelas.

“Sí nos hace falta pues el convivir y más a ellos como niños, esa parte yo creo que les hace mucha falta”, agregó. “Nosotros como adultos podemos agarrar el celular, marcarle a nuestros amigos, convivir por videollamadas, pero para ellos es un poquito más complicado y esa convivencia siempre hace falta”.

Y aunque considera que es necesario poder regresar a clases, aún así tiene sus reservas y preocupaciones ante el reinicio de las clases presenciales.

Un grupo de gente sale de “El Vergel” luego de recibir su vacuna. | Foto: Esteban González/Plumas Atómicas

“El porqué no estoy tan emocionada del regreso es porque ya estamos los maestros protegidos desde cierto punto de vista, pero los niños también son portadores”, aseguró. “Y ahorita, algunos papás ya están vacunados, pero otros papás son jóvenes y todavía no cuentan con la vacuna, por lo tanto siento que sí estamos exponiendo todavía a la comunidad educativa”.

Para Rodríguez, uno de los puntos más importantes sigue siendo la aplicación de las medidas sanitarias. El hecho de que alguien esté vacunado no significa que la sociedad sea inmune. Durante la entrevista señaló que entiende que la situación en casa para los padres y madres de familia no sea fácil y todos quieran regresar a la normalidad, pero precisó que igual la gente debe de seguir cuidándose.

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO