La doctora en Química que cuestionó las irregularidades en la Contingencia Ambiental en la CDMX

En entrevista con Plumas Atómicas, Paula García nos dice que es evidente la ausencia de protocolos ante una Contingencia Ambiental como la que enfrentamos
Ella cuestionó las irregularidades en la Contingencia Ambiental en la CDMX.

Ante los altos niveles de contaminación en la CDMX, la alerta de una Contingencia Ambiental Atmósferica Extraordinaria y miles de partículas PM2.5, una usuaria de Twitter @pau_gr, se dio a la tarea de evidenciar una serie de discordancias entre las cifras de emitidas tanto por el Simat como por el Air Quality. Con su investigación, la Doctora en Ciencias Químicas Paula Ximena García Reynaldo logró disipar el humo entre los hechos que informaban las autoridades capitalinas y lo que podían percibir los ciudadanos.

El 12 de mayo la doctora en ciencias químicas inició un hilo en twitter al observar que las cifras emitidas por Air Quality  y las de la Dirección de Monitoreo Atmosférico de la Secretaría del Medio Ambiente no coincidían entre sí. También realizó una serie de puntualizaciones acerca de las partículas Pm2.5 y las consecuencias que supone el inhalarlas. De tal forma, su hilo se hizo viral en poco tiempo.

Composición de las partículas PM2.5 por Paula García. (Imagen:Twitter).

En entrevista con Plumas Atómicas, Paula García explicó que el viernes se percató de que un olor a quemado y la bruma que cubrían la CDMX, por tanto, decidió investigar en Twitter si algo había ocurrido, en la plataforma encontró un hilo del usuario @leogarciamx en el que se exponía la diferencia de las cifras entre el Air Quality y el Simat.

Paula García, en primera instancia, pensó que ambos sistemas no eran compatibles, sin embargo, tras informarse más acerca del tema pudo observar que los cálculos mediante los que se ajustan los índices de contaminantes son similares a los propuestos en la CDMX.

Por tanto, aunque no sabe exactamente como se realizan las mediciones de Air Quality Index, es fácil percatarse que en algunas estaciones no se reportan los datos de PM2.5, pero sí los de ozono. Así mismo hay algunas estaciones que reportan estar en mantenimiento y, por tanto, no otorgan los datos necesarios.

Índice de contaminantes en Benito Juárez. (Imagen:Twitter).

Un ejemplo se suscita en la estación de Benito Juárez en la que no se reportan los niveles de PM2.5, pero sí reporta ozono, en consecuencia, cuando consultas los datos del mapa parecería que tanto Benito Juárez como Iztacalco tuvieron una buena calidad de aire, pero esto no es cierto, simplemente sólo estaban midiendo la cantidad de ozono y no la cantidad de los demás contaminantes. La doctora en química señaló que tampoco se explica por qué no funcionan los medidores, podría ser por trabajos de mantenimiento, pero aún así no es claro.

¿Cuál es el protocolo ante una Contingencia Ambiental? (Imagen:Twitter).

En un tuit, señaló la lentitud de los funcionarios públicos no sólo para prevenir, sino para implementar un protocolo adecuado. De haberlo hecho, los ciudadanos hubieran estado informados desde días antes acerca de la calidad del aire y las medidas necesarias para conservar la calma y la salud.

En este sentido, Paula puntualizó:

Yo pienso como química e inclusive como maestra, conociendo las experiencias que hay en otros países o que incluso hubo antes en la Ciudad de México es que para empezar es una situación peculiar que haya tantos incendios en la ciudad. Pero, estamos en una temporada de incendios forestales, esta temporada es la más calurosa en el país en general, ya se sabe que habrán incendios forestales. Inclusive en regiones como California en las que hay incendios forestales tienen alertas, se avisa a la población y se aplican protocolos. Pero acá más allá de que el incendio es el que no es el que nos está afectando, sino el humo, sí hubiera sido pertinente que el gobierno indicará que estamos en una época de incendios forestales.”

Tenemos los recursos necesarios para implementar tanto una alerta como un protocolo que, conforme varíen los niveles de contaminantes, nos permita crear medidas de seguridad para los ciudadanos. La maestra señaló lo siguiente:

“Además como tenemos buenos reportes meteorológicos y podemos adelantarnos un poco a las condiciones que va a haber, eso se pudo haber dicho. Bueno, no se dijo, una vez que sucedió y que la gente dice: ‘huele a quemado en Lindavista, en la Del Valle’, creo que el sábado desde la mañana se debió emitir un comunicado acerca de las condiciones del aire, por lo menos para indicar que se estaba al tanto de la situación.”

Si bien, esta situación reveló que en la CDMX no hay protocolos de prevención y resolución, debemos cuestionarnos la relación que existe entre nuestros hábitos y la salud del medio ambiente.

Paula García nos explicó que las partículas suspendidas PM2.5 también son nuestra responsabilidad. En este sentido si reducimos nuestra producción de residuos, se aminoran las partículas en el ambiente en la ciudad. También podemos contribuir en la disminución de los incendios forestales al no tirar basura dentro de los bosques o la ciudad.

En suma, se trata de reducir la cantidad de basura que producimos todos los días, mediante acciones como el reciclaje, la reutilización de basura orgánica como composta o, por lo menos, separarla de la basura inorgánica, de esa manera atenuamos la contaminación ambiental y contribuimos no sólo a la salud pública sino a la personal.