¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

En redes sociales denuncian fracaso del Cinturón de Paz

Esta medida no logró detener los actos violentos que sucedieron durante la marcha
Usuarios en redes critican Cinturón de Paz y su eficiencia en la marcha

Como preparativo para la marcha en conmemoración de los 51 años de la matanza de Tlatelolco, el gobierno instauró el programa “Cinturón de Paz”. En éste, funcionarios y trabajadores del gobierno “voluntariamente” resguardarían los monumentos del Centro Histórico.

En total se desplegarían 12 mil empleados de la CDMX, todos con playeras blancas que leían en la parte de adelante “El 2 de octubre no se olvida” y en la parte de atrás “Cinturón de Paz”. La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que no se le obligaba a ningún trabajador formar parte del cinturón y que no se les descontaría el día por participar. (Vía: Reforma)

Funcionarios con playeras del Cinturón de Paz. (Imagen: Mónica Vázquez/Plumas Atómicas)

Igualmente, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no habría violencia ni represión por parte de las autoridades. Y que, de ser necesario, acusaría a los encapuchados “con su mamá”.

Sin embargo, el Cinturón de Paz no logró las metas establecidas. Varios manifestantes burlaron el cinturón y realizaron pintas en el Museo de Tequila. Posteriormente, los integrantes del Cinturón de Paz se dispersaron a la altura de Cinco de Mayo.

Miembro del Cinturón de Paz agredido por un manifestante. (Imagen: Twitter)

Debido a las agresiones que sufrieron, los miembros del Cinturón de Paz –quienes no habían recibido ningún tipo de asesoramiento sobre contención– se quitaron las playeras por su seguridad. Cuando aumentó el conflicto entre policías y manifestantes, los policías tuvieron que pedir a los miembros del Cinturón de Paz que se quitaran sus playeras.

Durante la marcha se reportaron crisis nerviosas por parte de los miembros del Cinturón de Paz. Una de estas crisis fue propiciada por el uso de petardos que lanzaron directamente a los funcionarios. Otros de los funcionarios se tuvieron que refugiar en el Hotel Rioja debido al uso de bombas molotov durante la manifestación. (Vía: Reforma)

Usuarios en redes criticaron la exposición de civiles –inocentes y no preparados en el ámbito de la seguridad– a los actos violentos de la marcha.