¿Cómo países con contaminación extrema lograron regularla y reducirla?

La contaminación ambiental no fue, no ha sido, ni será un juego; pero tampoco es una condena que no tenga solución
Países con contaminación extrema. (Imagen:Twitter).

Ante este panorama lleno de bruma, partículas y pánico nos hemos preguntado cómo es que los países con contaminación extrema han logrado resolver sus crisis ambientales. Bangladesh, India y Mongolia son señalados como los lugares más contaminados del planeta, en este sentido, la contaminación del aire en esas regiones cobra cerca de 7 millones de vidas cada año. Sin embargo, tal vez no todo sea tan gris, estas son algunas medidas para reducir la contaminación.

Con el paso del tiempo y la desidia, la gente ve a la contaminación como una parte más de su cotidianidad. Tampoco es consciente de los riesgos que que implica vivir en un lugar en el que la calidad del aire, la comida o inclusive el agua es dudosa.

Por ende, no resultan extraños los síntomas de enfermedades respiratorias. De es manera, poco a poco normalizamos la contaminación ambiental e inclusive pasamos por alto cada una de las acciones que realizamos para contribuir a este panorama.

Existen diversas complicaciones que se pueden desarrollar al pasar tanto tiempo expuestos a los contaminantes. Aunque algunos piensen que sólo se trata de un par de ojos llorosos y nariz irritable, podrían desarrollar los siguientes síntomas:

  • Irritación en la garganta
  • Cardiopatías
  • Infartos cerebrovasculares 
  • Enfermedades pulmonares
  • Infecciones respiratorias agudas en menores de edad
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Cáncer (Vía: Animal Político)

Si bien es cierto que una gran parte de la contaminación proviene de  las emisiones emitidas por los automóviles, emisiones de industrias químicas y fábricas, la población contribuye generosamente a la mala calidad del aire.

  • Pirotecnia
  • Fumar
  • Exceso de desechos inorgánicos y orgánicos
  • Uso de aerosoles
  • Quema de basura

Aunque para algunos no parezca posible, Londres pasó por una crisis ambiental similar en 1952. Una densa niebla cubrió la ciudad durante cinco días, este fenómeno considerado como uno de las peores catástrofes de contaminación, cobró la vida de al menos 12 mil personas, aunque también se registraron muertes de animales. 

En este sentido, en Londres era una ciudad con dos millones de habitantes y una industria creciente y de actividades intensas. Así mismo, en las casas el uso de la leña para mantener una temperatura cálida empeoraba un de por sí contaminado cielo. Se asegura que una combinación de actividad anticiclónica, un frente frío, bajas temperaturas y la excesiva combustión de carbón provocaron una inversión térmica en la que el aire queda estancado en la parte superior de la atmósfera. (Vía: La Jornada)

La situación mejoró cuando se sustituyó la quema de carbono por los motores eléctricos, las estufas de leña por estufas d gas y el traslado de la mayoría de fábricas hacia las afueras de la ciudad. Es seguro que no estamos en la misma situación de Londres, sin embargo, esta Contingencia Ambiental debería servirnos para tomar acciones serias en cuanto a nuestros hábitos.

Con información de: El País