Capturan al mono capuchino de Lomas de Chapultepec

La Profepa anunció a la una de la tarde que por fin fue capturado el mono capuchino que enloqueció el internet, paralizó Reforma, y se perdió en Lomas de Chapultepec.

Por medio de un tuit, el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano anunció la captura con todo y foto del primate siendo sostenido por un elemento de la Profepa.

El funcionario indicó que el mono capuchino sería trasladado inmediatamente al Zoológico de Chapultepec. Sin embargo, no aclaró ni la forma en que fue capturado ni dónde ocurrió la captura del animal que tuvo en vilo al internet y a los chilangos durante toda la Semana Santa.

Este mono capuchino, que entre sus hazañas se encuentran haber trabado amistad con una tamalera que le dio un bolillo porque lo vio hambriento y haberse saltado la barda de la embajada de los Estados Unidos para escapar de los bomberos y los policías que lo buscaban arponear con dardos tranquilizantes, pasará a la historia como una de las historias de animales más hilarantes que hayan ocurrido en nuestra querida CDMX.

En muy poco tiempo, los chilangos rindieron tributo al mono capuchino con memes, cuentas paródicas y tuits que lo ensalzaron como un extraño héroe citadino, capaz de huir de autoridades que incluso lo buscaron con drones.

Mientras tanto, se han dado a conocer las primeras fotografías de cómo se está atendiendo al mono capuchino en el Zoológico de Chapultepec, con el fin de conocer su estado de salud actual. De verdad nos urge saber lo que descubrirán los veterinarios que ahora mismo lo atienden, pues no es secreto que sobrevivir a esta ciudad es tan infame como sobrevivir a su hábitat natural.

De hecho, la Ciudad de México es peor que la selva: ¡tiene chilangos!

Hasta la cuenta paródica del mono ya tuiteó acerca del final que tuvieron sus escurridizos días como el mono prófugo favorito de la ciudad.

Lo que sea de cada quien, se ve que sufrió re harto el mono capuchino, al menos al momento de la foto, donde se veía tan feliz como nosotros a la hora de enterarnos que el Bronco entrará a la boleta electoral a pesar de haber metido puras firmas falsas.

Y, aunque sea de celebrarse que vaya a recibir los cuidados necesarios en el Zoológico, aún queda la enorme duda de cómo diablos llegó el mono capuchino hasta Reforma.

Hasta el momento no se sabe si se escapó de una casa en las Lomas o cuál fue su hábitat anterior antes de ser portada de periódicos y protagonista de memes espléndidos.

Nada más esperamos que sí sea el mismo mono capuchino que nos enamoró. No vaya a ser un mono expiatorio.