Estas son las 44 calles más peligrosas para una mujer en la CDMX

El Plan de Acciones Inmediatas de Atención a la Violencia Contra las Mujeres señala los 44 tramos con mayor incidencia delictiva en la CDMX
Gobierno de la CDMX presenta los 44 tramos más inseguros

El Plan de Acciones Inmediatas de Atención a la Violencia Contra las Mujeres, propuesto el 28 de agosto de 2019 por la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, se enfoca en cinco ejes de acción. Estos representan: transporte público, espacio público, seguridad y justicia, atención a víctimas y campañas permanentes. 

El eje de espacio público pretende que las mujeres caminen seguras, por lo que se instaurarán luminarias en los 44 tramos con mayor incidencia delictiva de la CDMX. Estas calles son:

  • Calle Obrero Mundial, de Anaxágoras a Xochicalco
  • Avenida Cuauhtémoc, de Viaducto a Esperanza
  • Avenida Doctor Jiménez, de Doctor Lavista a Avenida Chapultepec
  • Avenida Doctor Río de la Loza, de Avenida Niños Héroes a Doctor José María Vertiz
  • Avenida Doctor Lavista, de Avenida Niños Héroes a Doctor José María Vertiz
  • Avenida Juárez, de Luis Moya a Eje Central Lázaro Cárdenas
  • Avenida Independencia, de Callejón de Tarasquillo a Eje Central Lázaro Cárdenas
  • Montecito, de Dakota a Insurgentes Sur
  • Dakota, de Arizona a Maricoapa
  • Insurgentes Sur, de Torres Adalid a Yosemite
  • Avenida Jalisco, de Avenida José Martí a Tordo
  • Calle Parque Lira, de Avenida Observatorio a Calle José María Vigil
  • Arquitecto Carlos Lazo, de Arquitecto Luis Ruiz a Avenida Jalisco
  • Manuel Dublan, de Cerrada Rufina a Avenida Jalisco
  • Avenida Universidad, de San Lorenzo a Parroquia
  • Felix Cuevas, de Calle Juan Sánchez Azcona a Avenida México Coyoacán
  • Eje 1 Norte, de Calle Juan Aldama a Doctor Mariano Azuela
  • San Jerónimo, de 5 de febrero a Escuela Médico Militar
  • 5 de febrero, de Regina a José María Izazaga
  • José María Izazaga, 5 de febrero a Escuela Médico Militar
  • 20 de noviembre, de Regina a José María Izazaga
  • Calle Salvador Díaz Mirón, de Doctor Mariano Azuela a Avenida Insurgentes
  • Dr. Mariano Azuela, de Manuel Carpio a Eje 1 Norte
  • Avenida Niños Héroes, de Claudio Bernard a Calle Doctor Erazo
  • Doctor J Navarro, de Niños Héroes a Claudio Bernard
  • Doctor Velasco, de Niños Héroes a José María Vértiz
  • Calle Salvador Díaz Mirón, de Doctor Mariano Azuela a Avenida Insurgentes
  • Dr. Mariano Azuela, de Manuel Carpio a Eje 1 Norte
  • Av. Insurgentes, de Río de los Remedios a Viaducto Tlalpan
  • Av. Paseo de la Reforma, de Circuito Interior a Eje 2 Norte
  • Avenida Cuauhtémoc, de Avenida Chapultepec a Circuito Interior
  • Eje Central, de Circuito Interior a Río de los Remedios
  • Calzada de la Viga, de Fray Servando Teresa de Mier a Calzada Taxqueña
  • Av. Rojo Gómez, de Calzada Zaragoza a Calzada Ermita Iztapalapa
  • Anillo Periférico Oriente, de Canal de Chalco a Ermita Iztapalapa
  • Miguel Ángel de Quevedo, de Av. de los Insurgentes a Av. Tláhuac
  • Av. Tláhuac, de Ermita Iztapalapa a Luis Delgado
  • Eje 8 Sur, de Avenida de los Insurgentes a Calzada Ignacio Zaragoza
  • Calzada de Tlalpan, de Calzada de Tlalpan a Eje 3 Oriente
  • Avenida Patriotismo, de Río Mixcoac a Circuito Interior
  • Calzada Vallejo, de Río de los Remedios a Circuito Interior
  • Calzada de las Armas, de Eje 5 Norte a Calzada de la Naranja
  • Calzada Ignacio Zaragoza, de Eduardo Molina a Ermita Iztapalapa
  • Carretera Picacho-Ajusco, de Periférico Sur a Av. Bosques

En estos tramos se colocarán un total de 20,875 luminarias. ¿Podrá esta medida disminuir la incidencia delictiva?

Generalmente las luminarias se localizan solamente en las intersecciones y a lo largo de las avenidas más concurridas. El desarrollo urbano no está pensado para las mujeres, por lo que ellas tienen que cambiar sus rumbos para poder acceder a mayor iluminación en las calles. La falta de luminarias también imposibilita que las mujeres puedan moverse independientemente, pues no se sienten seguras caminando o usando el transporte público. (Vía: The Establishment)

Una investigación en Estados Unidos, realizada por el criminólogo Brandon Welsh, demostraba que las luminarias funcionan como “vigilancia natural” que podría reducir el crimen un 20%. En Oakland, los recortes de presupuesto llevaron a la clausura de 37,000 luminarias por lo que hubo un 25% de aumento en crímenes. (Vía: The New York Times)

Sin embargo, un estudio realizado en Reino Unido, con enfoque en Londres, demostró que, a largo plazo, las luminarias no detienen la incidencia delictiva. Aunque sí favorecen la sensación de seguridad en los ciudadanos, la disminución delictiva es prácticamente nula.

De estos dos estudios es posible asumir que, por sí solas, las luminarias no tienen un efecto más allá de la sensación de seguridad. Es cuando a esta medida se agrega una educación integral de la población que, tal vez, pueda tener efecto.