¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Aunque lo niegue, impugnaciones del PES retrasan acta de mayoría de AMLO

Aunque el presidente nacional del Partido Encuentro Social (PES), Hugo Eric Flores, haya declarado recientemente que las impugnaciones que ha presentado su partido para mantener su registro no están retrasando la entrega del acta de mayoría a Andrés Manuel López Obrador, lo cierto es que… pues sí.

El PES está a nada de quedarse sin registro, pues en ninguna elección federal alcanzaron el mínimo de 3% de los votos; por eso está peleando hasta con las uñas: ante el INE y frente al TEPJF (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación), ha levantado más de 200 impugnaciones por tantas razones que cuesta trabajo mantener registro de todo.

Flores, presidente del PES en casa de transición (Fotografía: Reforma)

En entrevista para… bueno, para todos los medios plantados a las afueras de la casa de transición de López Obrador, Flores declaró que:

Nosotros le pedimos al Tribunal que decida tranquilamente, tienen tiempo, expuso. “Pueden ir revisando todas las sanciones, no hay prisa. La constancia finalmente se la van a tener que dar, Andrés Manuel no pierde ni un solo voto” (Vía: Reforma)

Partidos y particulares tenían hasta el 11 de julio para presentar sus impugnaciones a la elección. Los dos partidos que están a nada de desaparecer porque, simplemente, no se votó por ellos, fueron (evidentemente) los que más recursos presentaron.

De acuerdo a la magistrada presidenta del TEPJF, Janine Otálora, la celeridad con la que se le entregue el acta de mayoría a López Obrador depende directamente de las impugnaciones: de la complejidad y el número de éstas… y el PES no está ayudando nadita. (Vía: La Jornada)

El partido con orígenes evangélicos (y con un larguísimo historial de apoyar propuestas homofóbicas y regresivas en todo el país) no puede entender cómo nadie votó por ellos en 40 mil casillas del país y, como era de esperarse, son las mismas casillas que están impugnando. (Vía: Proceso)

Los partidos están en todo su derecho de luchar por su registro, aún cuando en 40 mil casillas no haya votado nadie, ni un alma, ni Bola de Nieve I haya votado por ellos.