¿La Iglesia católica realizaba matrimonios homosexuales en la Edad Media?

La Iglesia Católica medieval realizaba la 'Adelfopoiesis', una unión entre dos hombres que, depende de la traducción, era un matrimonio o una amistad de por vida
Matrimonio homosexual era avalado por la Iglesia en la Edad Media

¿De verdad los matrimonios entre parejas homosexuales son una “moda? Porque la Iglesia Católica, durante la Edad Media realizó este tipo de uniones, ¿pero son lo mismo que el matrimonio igualitario?

Puede que hoy la Iglesia Católica esté en contra de todo lo que suene a equidad: movimientos feministas y proLGBT+ son constantemente señalados por el Papa y demás clérigos.

Pero la historia de la Iglesia es tan amplia que, de hecho, hubo una época en la que era la misma Iglesia la que realizaba uniones entre dos hombres, se llamaba “Adelfopoiesis” y, si bien no cuadra exactamente con nuestra idea contemporánea de “matrimonio homosexual”, se le acerca mucho.

Empecemos por algo que es sencillo pero no tanto: la homosexualidad y la comunidad LGBT+ como la conocemos hoy es un fenómeno contemporáneo que no ha ocurrido exactamente igual a lo largo de la historia.

Cuando se dice que los atenienses de la Grecia Clásica también eran homosexuales o la corte francesa del siglo XVIII tenía “prácticas homosexuales” no estamos hablando ni del mismo contexto ni de la misma definición de “lo homosexual”.

Así, los hombres y los rituales por los que se consagraba su unión en la Iglesia temprana y medieval no son lo mismo que los colectivos LGBT+ que buscan legalizar el matrimonio igualitario en el país.

Ilustración medieval que ejemplifica una adelfopoiesis (Imagen: WikiCommons)

Adelfopoiesis significa, literalmente, “hacer hermanos”, en este rito, se ofrecía una misa muy semejante a las actuales bodas, incluso se leían los pasajes del Evangelio y el Nuevo Testamento que se leen todavía en las bodas, y los dos hombres prometían cuidarse mutuamente en la enfermedad, compartir el pan y las tareas del hogar, defender su propiedad y amarse hasta que la muerte los separara.

Académicos católicos dicen que esto no era strictu sensu un matrimonio, porque el matrimonio tenía que ser consumado con una relación sexual y no hay ninguna evidencia (al menos escrita) de que la Adelfopoiesis tuviera una connotación erótica o, para estar en el ánimo medieval, ‘carnal’.

Sin embargo, parejas de hombres enterrados juntos en cementerios medievales son otra evidencia a favor de estas uniones que, si bien no cuadran con nuestra concepción moderna del movimiento LGBT+, sí nos dejan claro que en algún momento de su historia, la Iglesia Católica fue mucho más abierta de lo que es ahora.