En Monterrey, mamás ofrecen abrazos a la comunidad LGBT+

En la marcha de orgullo de Monterrey, mamás ofrecieron abrazos a las personas que quisieran uno
Mamás de Monterrey ofrecen abrazos durante la marcha lgbt+

Salir del clóset es difícil: nunca sabes cómo va a reaccionar la gente que te rodea. Aceptar y comprender tu identidad y orientación sexual es suficientemente complicado de manera individual, para además tener que lidiar con los estigmas externos y el rechazo de familiares, amigos, compañeros. Muchas de las personas que salen del clóset, no encuentran aceptación de sus padres. Y, a veces, lo único que quieres es un abrazo de tu mamá.

Durante la marcha del orgullo en Monterrey, hubo madres que salieron a la calle a regalar abrazos. Al ser considerado un estado conservador y ocupar el cuarto lugar en muertes por homofobia, el apoyo de estas madres cobra especial importancia. Muchas mamás de la comunidad dicen que “la cría de una es la cría de todas”, buscan apoyar a la comunidad LGBT+ como les gustaría que otras mamás cuidaran a sus propios hijos, hijas e hijes (porque algunas personas de la comunidad no se identifican únicamente con los dos géneros).

La idea original viene de Estados Unidos, donde familiares de integrantes de la comunidad LGBTTTIQAP+ se han organizado para crear la organización Free Mom Hugs. Ésta busca educar y apoyar a padres de familia en el proceso de aceptación, formar voluntarios y, sobre todo, abrazar. Cientos de madres y padres abrazan a gays, lesbianas y transexuales que no han recibido abrazos de sus propias familias. La acción, aunque puede parecer sencilla, significa aceptación y apoyo.

La organización no tiene fines de lucro, no se involucra en política y no condona ningún tipo de discriminación. Todos los integrantes aceptan y luchan por el matrimonio igualitario en todos los estados del país. Igualmente, reconocen que no todas las personas están en un mismo lugar en su proceso de aceptación. Nunca obligan a nadie a aceptar un abrazo, sino que lo ofrecen amablemente y, si el receptor se niega, pueden ofrecer también un saludo de mano, un “high-five” o una sonrisa. Actualmente, se localizan en 48 estados del país y buscan expandirse a todos.

Para todos aquellos que han experimentado rechazo por parte de algún familiar, estas madres les ofrecen apoyo y cariño. El abrazo es terapéutico y ayuda a muchos a sentirse apoyados. Esperemos que más padres adopten esta iniciativa, sino con hijos, hijas e hijes ajenos, sí, por lo menos, con los propios.