¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El rap como un nicho para las luchas feministas

La música es también un mensaje político, si han querido callar nuestros cuerpos y vidas, que no lo hagan con nuestras voces
Gata Cattana. (Imagen: Twitter)

El hip Hop es una corriente cultural y artística surgida desde los 1970 en las comunidades marginadas de Nueva York y Compton. En sus inicios el rap retrató la vida de la calle, crítica política y social, después pasó a ser un lugar común para los sinsentidos y el sexismo. Afortunadamente ahora es nicho para el feminismo radical, transfeminismo y afrofeminismo.

También te recomendamos: El Día del Músico fue inspirado en una mujer Santa Cecilia

Bronx, Harlem, Queens y Brooklyn fueron cuna de la cultura hip hop que, a su vez, englobó cuatro disciplinas artísticas: el grafitti, el DJ, el Breakdance y el MC o rap.

Desde sus inicios ha sido un discurso de resistencia contra la violencia sistémica y sistemática contra la población no blanca. A la vez, ha retratado la vida en la calle, los relatos de la vida ligada al tráfico de drogas y armas.

Como toda producción musical también se ha dejado llevar por beats, y letras festivos que en muchas ocasiones se condujeron hacia la misoginia, la homofobia.

No podemos negar que el arte también ha sido nicho para expresiones de odio en sus diferentes disciplinas. Pero en esta ocasión hablaremos de algo más agradable: el rap como un nicho para el feminismo.

El rap es una manifestación artística que toma como base el poder retórico del lenguaje para enviar mensajes tanto políticos como sociales, crean así un tipo de rap consciente, Roth Gordón puntualiza:

La expresión “rap políticamente consciente”  viene a definir este tipo de rap: por una parte, solidario con (las) dominados (as), y , por otra confrontacional ante la violencia estructural ejercida por los grupos de poder”. (Vía: Roth Gordón)

El rap consciente suele generarse en grupos marginados tanto social como políticamente, quienes denuncian las violencias institucionales a la vez que enuncian las que detectan como posibles causas.

¿Rap y feminismo?

Tanto en Europa como en Latinoamérica comenzaron a ser más visibles grupos y solitas de rap encaminados al feminismo en sus diferentes vertientes y luchas.

Se tomó como estandarte un género musical con una fuerte carga política y social  dejando de lado la carga misógina y homófoba tanto en el rap, como en el trap para hablar sobre la emancipación de la mujer y la violencia de género.

Gata Cattana

Gata Cattana. (Imagen: Twitter)

Ana Isabel García, conocida en el mundo del rap como Gata Cattana, nacida en Córdoba fue, ha sido y será una de las mayores exponentes del rap feminista. Asimismo se desempeñaba como politóloga.

Publicó el poemario “La escala de Mohs”. (Imagen: Twitter)

Ella integraba la poesía, el flamenco y referencias literarias en cada una de sus canciones. Además de su perspectiva femenina, imprimía en sus letras quejas contra las decisiones geopolíticas a nivel internacional.

Publicó un poemario llamado La escala de Mohs. Al describir su trabajo, la rapera puntualizaba:

En todos los ámbitos de la sociedad hay machismo, y el rap es una muestra más de lo que encontramos fuera. Como soy mujer y hago rap, llevo el feminismo a mi terreno” decía la rapera a WAG1″. (Vía: Eldiarioes)

Comenzó su carrera en 2015 y en 2017 perdió la vida a causa de un infarto, no obstante, su llama permaneció encendida, pues influenció a diversas artistas y algunas de sus letra se ven en carteles durante las marchas feministas.

IRA

IRA y su disco “Arte y Terrorismo”. (Imagen: Twitter)

Raissa, Medea, Sátira y Elvirus son cuatro mcs madrileñas que mediante sus albúmes Arte y Terrorismo (2016), Rap Save the Queen (2018) se posicionan acerca de temas como el aborto, la violencia emocional física y sexual contra las mujeres.

En una entrevista con radionica puntualizaron que han hecho del rap una herramienta reivindicativa en un mundo en el que se le da más visibilidad a los hombres tanto en el aspecto artístico como cultural.

En cuanto al rap y diversos géneros que han sido utilizados para comunicar mensajes misóginos y homofóbicos:

No creemos que haya géneros musicales machistas, y que el trap o el reggaeton lo sean, sino que hay machismo dentro de los géneros, como en absolutamente en todo. De hecho, nos gusta señalar canciones de los Rolling, Los Beatles y muchoa más géneros mucho más antiguos que hacen verdaderamente una apología machista, hablando de la apología al asesinato machista incluso”. (Vía: Radionica)

Aún no han pisado tierras latinoamericanas, pero sin duda, el día que lo hagan, tendrán un gran público esperándolas.

Rebeca Lane

Rebeca Lane, raptivista. (Imagen: Twitter)

Esta rapera guatemalteca ha inspirado a miles de mujeres con su tema “Ni una menos” en el que habla acerca de los feminicidios, la violencia de género contra las mujeres en el hogar y la sociedad en general.

Lane puntualizó su postura acerca del rap y el feminismo:

“Y creo que el feminismo va más allá de eso, va a cuestionar las relaciones coloniales que persisten, el neocolonialismo y toda la expropiación de territorio que persisten, el neocolonialismo y toda la expropiación de territorio que ocurre ahora con las empresas transnacionales y cómo en esas luchas en defensa del territorio también es importantes para nosotras en nuestros cuerpos, en nuestras casas, en la gestión comunitaria de la autoridad y del orden, que es ,muy distinta a la visión occidental“. (Vía: El Salto)

Muchas frases de Rebeca Lane suenan en las marchas feministas y son como mantras de empoderamiento en la vida de muchas mujeres. La música es también un mensaje político, si han querido callar nuestros cuerpos y vidas, que no lo hagan con nuestras voces.