¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Michoacán podría ser el segundo estado en legalizar el aborto

¿Hasta cuando las mujeres podrán interrumpir su embarazo de manera segura y sin ser criminalizadas?
Michoacán podría ser el segundo estado en legalizar el aborto. (Imagen: Twitter)

En México sólo hay un lugar en el que la mujer puede interrumpir legalmente un embarazo hasta las 12 primeras semanas de gestación: la CDMX. Sin embargo, esto podría cambiar si el congreso aprueba el aborto en Michoacán. 

Este no es la primera iniciativa que se promulga para que las mujeres puedan interrumpir su embarazo sin ser criminalizadas o inclusive encarceladas sólo por tomar el control de su cuerpo y su destino.

El diputado Antonio Martínez Soto impulsó la iniciativa de ley para despenalizar el aborto en Michoacán. En este estado el aborto se castiga con seis a un año de trabajo comunitario.

Al igual que en otros estados, hay algunas causales por las que no se penaliza el aborto:

  • Embarazo resultado de una violación
  • Inseminación artificial no consentida
  • precaria situación económica
  • Embarazo de alto riesgo
  • Sea resultado de una conducta imprudente de la mujer embarazada (Vía: Código Penal de Michoacán)

Debido al carácter retrógrada de estas leyes tanto el diputado como diferentes asociaciones feministas como el Centro de las Libres dirigido por Verónica Cruz Sánchez intentan impugnar las los artículos 141 y 145 del código Penal de Michoacán.

Por su parte, Antonio Martínez declaró que:

Esta iniciativa de ley va a modificar trascendentalmente la libertad de las mujeres al  garantizar la irrupción del embarazo sin castigo alguno, sobre todo en casos de violación, pobreza, inseminación artificial no consentida, peligro de afectación grave a la salud, malformación o conducta imprudente de la mujer embarazada”. (Vía: PCM Noticias)

El aborto no es un tema moral como lo han tratado tanto diputados como autoridades de la Secretaría de Justicia. Se trata de un asunto de salud pública que le compete al Estado.

Es decir, las mujeres no sólo tienen derecho a interrumpir su embarazo de manera segura, sino que el estado tiene la obligación de otorgarle los recursos para hacerlo, sí, aunque se esfuercen en negarlo. 

Las mujeres abortan en todo el país, la única diferencia radica en aquellas que tienen los recursos y el acompañamiento emocional necesarios.

Estas diferencias influyen no sólo en el proceso del aborto, sino en la salud física y emocional de la mujer que decide abortar. Una chica con pocos recursos acude a lugares de difícil acceso, con pocas medidas de seguridad.

Como resultado, tienen complicaciones médicas por las que generalmente son hospitalizadas, una vez en el hospital, algunos médicos notifican a las autoridades y , posteriormente, son juzgadas como criminales.

Las mujeres seguirán abortando, el tema a discusión es si lo harán de manera segura o se les negará la oportunidad de vivir su sexualidad y control de su cuerpo de manera plena.