¿Nueva moda? Mujeres utilizan maquillaje profesional durante trabajo de parto

En Europa, especialmente en Inglaterra, se ha popularizado la tendencia de utilizar maquillaje profesional durante el trabajo de parto
Mujeres utilizan maquillaje profesional en trabajo de parto. Imagen de Alexis jayda.

En Europa ha surgido la tendencia de que las futuras madres se maquillen de manera profesional para el trabajo de parto. La intención es que salgan “bellas” en las primeras fotografías familiares.

La tendencia fue marcada por influencers europeas a partir de imágenes de Instagram. Aunque no se sabe quién inició la moda, ésta está cobrando cada vez más importancia.

Únicamente en Inglaterra, el 88% de las mujeres entre 18 y 31 años ha llevado sus herramientas de maquillaje al hospital para poder lucir “relucientes” en las fotos que compartirán en redes sociales. (Vía: Milenio)

Muchas madres aseguran que concentrarse en el maquillaje y en su rutina de belleza ayuda a disminuir el dolor de las contracciones. Otras sostienen que es necesario arreglarse antes del parto, ya que la atención que requiere un bebé hace imposible que la madre pueda acudir a un salón de belleza después. (Vía: Popsugar)

El embarazo es un proceso en el que el cuerpo se transforma para darle espacio al bebé que está creciendo en la panza de la madre. El aumento de peso, los calambres y la sudoración pueden causar que la mujer no se sienta “tan bella” y encuentre la solución en el maquillaje. Ante el proceso de parto, donde el cuerpo experimenta nuevas sensaciones, regresar a una acción tan cotidiana como maquillarse es también una forma de tomar control del propio cuerpo. (Vía: Instyle)

Sin embargo, muchas futuras madres comentan que “las imágenes duran para siempre” y, por lo tanto, deben de salir arregladas en ellas. De este modo, las fotografías se convierten en un constructo ideal y ya no en un retrato fiel del momento de parto.

Sobre las fotografías, la artista mexicana Yvonne Venegas comenta que “nuestra búsqueda de perfección en la forma de representarnos es inevitable, pero tengo la creencia de que expresiones de nuestra fragilidad enriquecerán nuestra representación ahora y en el futuro“.

Es decir, darle un espacio a la vulnerabilidad también permite una representación más fidedigna del parto, del proceso y del sentimiento. Aunque a partir del maquillaje, la fotografía final puede tener un resultado más estético, pareciera que borra todo el proceso natural del parto.

Finalmente, el parto es un proceso para conocer y adaptarse al propio cuerpo. Lo que una mujer decida hacer durante el parto es completamente su decisión, pues es su manera de lidiar con los cambios que experimenta. En el caso de 88% de las mujeres inglesas, este proceso incluye el uso de maquillaje.