¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Karen Uhlenbeck gana el premio más importante de Matemáticas

La estadounidense es la primera mujer en recibir el premio Abel, considerado el 'Nobel' de Matemáticas

Este martes, la matemática Karen Uhlenbeck se convirtió en la primera mujer de la historia en recibir el premio Abel, considerado uno de los premios más importantes y el equivalente al “Nobel de Matemáticas“, por parte de la Academia Noruega de Ciencias y Letras.

A lo largo de su carrera, Uhlenbeck ha luchado por el reconocimiento de las mujeres y la igualdad de género en la ciencia. En su perfil personal la matemática relata que, después de dos años de trabajo en el MIT y dos años en Berkeley, le dijeron que “la gente no contrata a las mujeres, porque las mujeres deben estar en casa y tener bebés“.

Uhlenbeck también es una de las creadoras de un programa de Mujeres y Matemáticas que, desde 1993, impulsa a mujeres a liderar la investigación en Matemáticas.

“(…) La cuestión de las mujeres siempre ha estado en mis pensamientos”, dijo cuando recibió el premio Steele de la American Mathematical Society. “He pasado grandes cambios de opiniones y sentimientos al respecto. Sigo decepcionada por los números de mujeres matemáticas en posiciones de liderazgo. Esto es, para mí, debido a la cultura en la comunidad de las Matemáticas, así como duras presiones externas. Cambiar la cultura es una tarea trascendental a comparación de los otros logros menores que he mencionado”.

Ahora, Uhlenbeck recibió el premio Abel junto con 600 mil dólares por su trabajo con ecuaciones en derivadas parciales que, de acuerdo con El País, surgieron para describir fenómenos como el electromagnetismo y ahora se usan en el estudio de las formas del espacio en varias dimensiones.

El premio Abel existe desde 2002 para premiar a matemáticos cuyas contribuciones sean significativas para la ciencia y es, junto con la medalla Fields, uno de los premios más importantes en Matemáticas. La ceremonia de premiación será el próximo 21 de mayo, en Oslo, Noruega.