Forever 21 envió barras dietéticas en paquetes de ropa

Una desafortunada estrategia publicitaria les valió críticas y acusaciones de ser 'gordofóbicos'
Forever 21 manda barras dietéticas en paquetes de ropa; acusan gordofobia. Imagen: Especial

La marca de ropa Forever 21 causó polémica pues consumidoras de sus productos acusaron a la empresa de ser ‘gordofóbicos’ por poner ‘barras dietéticas’ en sus paquetes de envío con prendas de talla grande.

Este incidente ocurrió en Estados Unidos: clientes enojados denunciaron en redes sociales que la marca de ropa se había atrevido a mandar barras de limón dietéticas en sus paquetes, mismas que publicitan que contienen “sólo tres gramos de carbohidratos”.

A través de redes sociales, usuarios acusaron a la marca de haber cometido body shaming (hacer sentir vergüenza por el cuerpo) y también le acusaron de ser hipócrita, pues la empresa se había proclamado en favor del body postive’ (corriente que habla de la aceptación del cuerpo).

Lo curioso es que sí lo es, pues hasta tiene una página específica para las tallas grandes en donde celebran la diversidad del cuerpo con diseños más inclusivos comparados a los de la industria de la moda en general.

La corriente del ‘body positive’ es la que ha buscado visibilizar las realidades del cuerpo, sus distintas formas, colores, aspectos; su celulitis, estrías y acné además de combatir aquellos estereotipos que siempre han atacado la diversidad de complexiones para imponer un ‘tipo’ de cuerpo que sí es ‘aceptado y bello’.

Forever 21 se considera en sus redes una marca inclusiva de todo tipo de cuerpos. Imagen: Twitter

Entonces, ¿por qué pasamos de eso a esto y cómo deberíamos hablar de ello?

Bueno, aunque la conversación parece haberse dirigido sólo a un combate entre las chicas plus size (talla grande) y la marca, es indispensable recordar que esta discusión le corresponde a todos.

¿Por qué? Pues porque todos somos constantemente bombardeados por publicidad que te dice cómo debes verte o ser; te dice lo que es bello y lo que no, lo que es aceptado e incluso te ayuda a verte como tal para que no seas más ‘un rechazado(a)’.

Sin embargo, es cierto que la marca no fue tan acertada con su estrategia publicitaria, porque sí, eso dijo Forever 21 que era luego de haber hecho arder internet con sus barritas dietéticas.

“De vez en cuando, Forever 21 sorprende a nuestros clientes con productos de prueba gratuitos de terceros en sus pedidos de comercio electrónico. Los artículos gratuitos en cuestión se incluyeron en todos los pedidos en línea, en todos los tamaños y categorías, por un tiempo limitado y desde entonces se han eliminado. Esto fue un descuido de nuestra parte y nos disculpamos sinceramente por cualquier ofensa que pueda haber causado a nuestros clientes, ya que no fue nuestra intención de ninguna manera, respondió la marca a todas las acusaciones.

A pesar de ello, habría que cuestionarse, ¿por qué pesaron que unas barritas dietéticas serían buena opción publicitaria?.

Ya en otra ocasión, Forever 21 la había regado con la venta de una playera que decía “don’t say maybe if you want to say no” (no digas quizá si lo que quieres decir es no), que fue tomada por la comunidad como una frase con alusión a la cultura de la violación. (Vía: SEl País)

Forever 21 causó polémica por camiseta con frase alusiva a violación. Imagen: Especial

Después de esto, la marca tendrá que reconsiderar mejor sus ‘estrategias’ publicitarias y pensar todavía más cómo y qué es lo que quiere comunicar exactamente, porque más allá de las ‘disculpas’ que ofreció, el tema del cuerpo -más el de la mujer- definitivamente merece una mejor conversación con empresas que en serio se involucren en ser congruentes con lo que dicen y hacen.

Como consecuencia de esta controversia y siguiendo la corriente de ‘body positive’ también estaría genial recordar que todos los cuerpos son hermosos, que la belleza interna sí importa y que nadie ni nada -empresas, novios(as), amigos(as), publicidad, etcétera- debería ponerle un precio o valor a lo que eres.

Haber dejado esa decisión a los demás y no a nosotras(os) mismas(os) ha causado que miles de personas alrededor del mundo se sientan infelices con quienes son; este es un buen momento para retomar el mando de nuestros cuerpos y amarse a pesar del discurso de rechazo propio que nos rodea.