¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Denuncian a jueza argentina por usar lenguaje inclusivo

El abogado Elías N. Baladassi ha acusado a la jueza Elena Liberatori por usar lenguaje inclusivo que 'desvirtúa la lengua'
Denuncian a jueza por utilizar lenguaje inclusivo en sentencia

La jueza a cargo del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, Dra. Elena Amanda Liberatori fue denunciada ante la Comisión de Disciplina y Acusación por utilizar lenguaje inclusivo en una de sus sentencias. 

En un fallo que obligó al gobierno a garantizar acceso escolar a primaria y secundaria, la jueza Elena Liberatori usó lenguaje inclusivo para referirse a las y los niños: “Miles de niñes y adolescentes no logran obtener una vacante en el sistema de educación de gestión estatal de la ciudad”. 

Debido a esto, fue denunciada por el abogado Elías N. Baladassi, quien considera que el lenguaje inclusivo es una “neolengua marxista”. Junto con él, otros catorce abogados firmaron la denuncia de doce páginas, miembros de “Abogados por la vida”, “UBA derecho por la vida” y “Comisión Federal de abogados pro vida”. La denuncia busca que se realice una investigación interna y que Liberatori sea removida de su puesto magistral. (Vía: Infobae)

Baladassi sostiene que el lenguaje inclusivo fue inventado por una “autora feminista marxista promotora de la desvirtuación del lenguaje”. Ya que no está aceptado por la RAE, estaría, según Baladassi, dañando la identidad argentina. Llama la atención, entonces, que el país argentino le dé prioridad a las regulaciones de la RAE (una institución española) en tanto identidad argentina, aun cuando la RAE no admite el voceo argentino y demás signos de la llamada “identidad argentina”.

La denuncia de Baladassi incluye una lista de referencias bibliográficas que “respalda el buen uso de la lengua”.  Igualmente, invita a usuarios en redes a participar con el #NoAlLenguajeInclusivo.

Por otro lado, Baladassi se justifica en el Protocolo para la estructura y redacción de sentencias y otras recomendaciones sobre lenguaje y comprensión de las actuaciones judiciales. Este texto no sólo no hace mención explicita del lenguaje inclusivo, sino que defiende el uso creativo de la lengua por parte de los jueces y las juezas: 

“Estrechamente relacionado con ese derecho a comprender las resoluciones judiciales por parte de las personas se encuentra la creatividad del juez/a o magistrado/a en la redacción del escrito jurídico”. 

Según el Protocolo, Liberatori tendría total libertad de utilizar el lenguaje inclusivo en la redacción del escrito jurídico, con base en su propia creatividad.

Ahora bien, también asegura que las sentencias tendrían que hacerse en lenguaje transparente y de fácil entendimiento para la ciudadanía. Si el lenguaje inclusivo fuera aceptado en el día a día, tal vez no existirían estas denuncias.