¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Cómo evitar la violencia de género en los Ministerios Públicos?

A partir de la Guía contra la violencia de género en ministerios públicos, presentamos las obligaciones del MP en asuntos de género
¿Cómo realizar denuncias de asuntos de género en el Ministerio Público?

Ante la impunidad por parte de las organizaciones de justicia del país, y la revictimización que se hace de las denunciantes, Impunidad Cero y Tojil crearon la Guía contra la violencia de género en ministerios públicos. A continuación te compartimos los puntos más importantes.

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) del 2006, en México, el 43.2% de las mujeres mayores a 15 años han reportado haber sufrido violencia por parte de su pareja durante su última relación.

Dos de cada diez mujeres, afirmaron haber sufrido violencia física por parte de sus parejas, mientras que 37% recibió agresiones emocionales y 23.4% agresiones económicas en las que se controla o cuestiona el ingreso de la mujer.

A pesar del número tan alto de distintas formas de agresiones, muchas mujeres no denuncian la violencia que experimentaron. De acuerdo con la ENDIREH, el principal motivo para no denunciar es que consideran que se trató de algo sin importancia (46%).

Muchas mujeres tampoco denuncian por vergüenza (8%) o porque tienen miedo de las consecuencias (8%). Otra razón, el 7%, es que muchas no saben dónde hacer una denuncia. Finalmente, hay mujeres que no denuncian para no afectar a sus hijos (5%), su familia (5%) o porque asumen que su pareja no va a cambiar (4%).

Portada de la Guía contra la violencia de género en Ministerios Públicos. (Ilustración: Inés de Antuñano)

¿Cuáles son las obligaciones del MP en términos de género?

Todos las denuncias referentes a cuestiones de género deberán de ser investigadas con perspectiva de género tomando en cuenta las desigualdades estructurales entre hombres y mujeres. Las investigaciones se deberán hacer sin revictimizar o juzgar a las víctimas. 

Los artículos 137 y 139 del Código Nacional de Procedimientos Penales establecen que se deberán imponer medidas de protección siempre que la víctima se encuentre en riesgo.

Si un mismo imputado realiza varias agresiones contra la mujer, el MP tiene la obligación de realizar la investigación en un solo expediente, con la finalidad de no acumular expedientes a medio concluir.

En los delitos de orden oficioso, como feminicidio, homicidio o trata de personas, el MP tiene la obligación de continuar y presentar la investigación ante un órgano constitucional, aun cuando la denunciante deje de dar seguimiento al curso.

Igualmente, la mujer tiene derecho a abrir el número de investigaciones necesarias, aun cuando no haya dado seguimiento a expedientes pasados.

Los delitos de violencia sexual deberán de ser tipificados con las características de cada delito, con independencia de la relación de parentesco que exista entre víctima y agresor.

Las sentencias también deberán de seguir las perspectivas de género. Por ejemplo, las mujeres que sean madres de niños menores de doce años o que tengan a personas a su cargo que no puedan valerse por sí mismas, deberán de tener una pena alterna a la privación de la libertad.