Cientos de estudiantes toman la Universidad de Chile: exigen una institución libre de sexismo

Cientos de estudiantes de la Universidad de Chile tomaron las instalaciones de su escuela el día de ayer en denuncia de la violencia de género que afecta a cientos de ellas. Entregaron, además, una carta al rector en la exigieron el alto ala educación sexista y la instalación de dependencias y mecanismos para seguir las denuncias de agresiones y ataques sexuales.

Las estudiantes de la Universidad de Chile (UCh), apoyadas por otras 15 universidades, realizaron un paro feminista desde la semana pasada para forzar a la rectoría a recibirlas y entablar un diálogo para frenar la violencia machista que sufren cotidianamente.

En las instalaciones de la UCh en el centro de Santiago, las estudiantes entregaron al rector, Ennio Vivaldi, un pliego petitorio firmado por miles de ellas. En él, se exige la instalación de una “Vicerrectoría de Asuntos de Género y Sexualidad”, además de la creación de un protocolo para los crímenes y delitos sexuales. (Vía: El Universal de Colombia)

(Imagen: EFE)

No es novedad para nadie que la violencia machista no sólo está en la calle o en los sitios de trabajo, sino también en las escuelas y universidades. A pesar de que deberían de ser espacios seguros para la formación y el debate, muchas veces las autoridades parecen ignorar o querer ignorar problemas graves: desde acoso y hostigamiento hasta violaciones.

En México, son menos de 10 universidades las que tienen protocolos y medidas cautelares para las mujeres que denuncian violencia de género en el interior de sus escuelas. La UNAM es una de ellas, sin embargo, la aplicación del protocolo es, por decir lo menos, irregular.

Hace un par de semanas, el ‘sindicato’ de maestros de la UNAM, el AAPAUNAM, generalizó las denuncias de agresiones sexuales como falsas y parte de ‘conductas antiuniversitarias’ (de las alumnas, no de los profesores agresores).

En entrevista para Plumas Atómicas, el secretario de prensa de la dependencia simplemente reafirmó lo dicho e ignoró que declaraciones como esa, hecha a través de un comunicado publicado en medios nacionales, violan los derechos de las mujeres que denuncian y el debido proceso, justo ese que determinaría si una denuncia es falsa o no.

¿Llegará a haber un paro feminista en las universidades mexicanas?