AAPAUNAM criminaliza denuncias de acoso sexual en la UNAM

La Asociación Autónoma del Personal Académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (AAPAUNAM) emitió el día de ayer un comunicado publicado en sus redes sociales y el periódico de circulación nacional La Jornada en el que no sólo criminaliza las denuncias de acoso y agresiones sexuales sino que las convierte en un asunto ‘académico’ y no de justicia.

Comunicado de la AAPAUNAM sobre denuncias de acoso y agresiones sexuales

La AAPAUNAM es una asociación que, en buena medida, es una especie de sindicato de profesores de la UNAM: representa ante las autoridades universitarias y la comunidad de la UNAM a los profesores y ve por su beneficio y sus intereses.

El comunicado, publicado a unos días de que comiencen las negociaciones por el contrato colectivo 2019, se divide en dos partes: la primera (donde está el problema principal de la denuncia de cientos de miembrxs de la comunidad de la UNAM) es una contextualización burda y falaz del incremento de las denuncias de acoso y agresiones sexuales en la universidad y la segunda es una lista de recomendación que, de hecho, deberían de ser sentido común para disminuir agresiones y acoso sexual, pero que, en el comunicado, se piensan como medidas para frenar las “denuncias falsas”.

Si bien todo el texto resulta insultante para las cientos de víctimas de acoso y agresión sexual dentro de la UNAM que han visto sus procesos afectados, parados o ‘improcedentes’ a pesar de las evidencias que han ofrecido, el segundo párrafo es un ejemplo claro de cómo constantemente se revictimiza y calumnia a las víctimas y se protege a los agresores:

Contactamos a la AAPAUNAM para que nos explicara la razón detrás de esta generalización. En una entrevista telefónica con el secretario de Prensa y Propaganda, el maestro José Luis Sandoval Dávila, nos dijo que el comunicado se publicó debido a “casos en los que una denuncia falsa terminó dañando a un profesor”. 

Al presionarlo sobre un caso o sobre dependencias de la UNAM donde eso ocurra, no pudo darnos datos específicos y se limitó a recordar un “escándalo” en la Preparatoria 9 donde, según él, un profesor fue acusado falsamente.

El caso al que probablemente se refiere es uno del 2013 en el que gracias a la denuncia de la víctima y a un video de prueba, el profesor de Física, Teodoro Castro Ruiz fue dado de baja, la Procuraduría General de la República investigó y hasta la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación a la UNAM, la primera en su historia.

Sandoval Dávila insistió en entrevista para Plumas Atómicas que los afectados de estas investigaciones son los profesores pues no se siguen los procedimientos establecidos en su Contrato Colectivo ni en el Protocolo contra la Violencia de Género de la UNAM.

De hecho, estadísticamente y de acuerdo a la investigación que Plumas Atómicas Fusión realizaron el mes pasado, las más de las veces son las víctimas las principales afectadas de investigaciones que no respetan el protocolo. Cuando le señalamos esto, el maestro Sandoval no pudo darnos un caso específico donde eso ocurriera.

Si bien es cierto que las denuncias de agresión y acoso sexual han crecido en la UNAM tras la puesta en marcha del protocolo contra la violencia de género, esto no es porque sea una ‘herramienta sencilla’ para hacer denuncias falsas, sino porque se ha facilitado (relativamente) hacerlas: cada vez son más víctimas las que están levantando la voz y cuentan sus historias y, también, exigen justicia.

Como cierre a la entrevista, el secretario de la AAPAUNAM nos dice que “un solo caso de un profesor que no se le respeten sus derechos es preocupación de AAPAUNAM”.

Ante la violación del debido proceso, del protocolo de violencia de género y las recomendaciones de instituciones internacionales de la ONU con su comunicado, nos preguntamos si AAPAUNAM se preocupa, también, por la integridad física, psicológica, legal y jurídica de quienes denuncian agresiones y acoso sexual.

 

El maestro Sandoval prometió contactarnos con la secretaría de Asuntos Jurídicos de la AAPAUNAM, hasta el cierre de esta nota esa comunicación no ha ocurrido.