¿Cómo evolucionaron los anticonceptivos intrauterinos?

Desde sus orígenes se ha pensando como un método de barrera
¿Cómo evolucionaron los anticonceptivos intrauterinos? (Imagen: Pixabay)

Desde su origen, los anticonceptivos intrauterinos han sido diseñados mediante métodos de barrera, pero ¿qué tan seguros eran?

También te recomendamos: Desarrollan píldora anticonceptiva mensual que podría reemplazar las dosis diarias

Desde su origen,  los anticonceptivos intrauterinos han sido pensados como un método de barrera que impide el paso de los espermatozoides y, con ello, impide la fecundación de los óvulos. Los materiales empleados cambiaron con el paso del tiempo y el conocimiento de los mismos, pero ¿te imaginas un anticonceptivo hecho de excremento de cocodrilo?

En  el Antiguo Egipto las mujeres utilizaban un método de barrera que consistía en una mezcla de ingredientes que se untaban en el útero. Se trataba de excremento de cocodrilo del Nilo y miel; aparentemente, la viscocidad de la miel impedía el paso de los espermatozoides y los excrementos servían como un potente espermicida.

Los métodos anticonceptivos no sólo consistían en pomadas y mezclas, también en la introducción de cuerpos extraños en la entrada del cuello uterino. Durante el imperio romano, algunas mujeres se colocaban pesarios de bronce durante el coito para evitar la fecundación, tras el acto se quitaban el pesario. 

DIU 1880 (Imagen: BBC)

En 1880 el mundo contempló la creación del dispositivo intrauterino de oro,  este dispositivo tenía una base plana que desembocaba en dos puntas a los lados. La base se pegaba a la pared del útero impidiendo la fecundación del óvulo, las puntas servían para extraer el dispositivo. Como era de esperarse la presencia del dispositivo provocaba infecciones.

Cerca de 1910 las esponjas anticonceptivas se hicieron bastante populares, estaban hechas de caucho y se insertaban mediante vía vaginal para impedir el paso del esperma. Esta esponja estaba envuelta en una red para poder sacarla de manera sencilla. Esta esponja podía estar cubierta de espermicidas.

Primeros condones (Imagen: BBC)

Este no es un anticonceptivo intrauterino y mucho menos femenino, pero los inicios del condón son muy peculiares. Las primeras versiones de los condones masculinos se realizaron con vísceras animales, por ejemplo intestinos de cerdo. Consistían en un forro que cubría el pene y, por tanto, evitaban la fecundación del óvulo. Estos eran reutilizables, sólo tenían que ablandarlos con leche y después de usarse se “desinfectaban” con agua tibia.

Finalmente se encontraban los capuchones cervicales, estos cubrían la entrada del útero y, con ello, la fecundación del óvulo. Está hecho de hule látex y debe ser insertado 24 horas antes de la relación, de lo contrario no servirá de manera adecuada. ¿Te imaginabas la evolución de los anticonceptivos intrauterinos?

Con información de:  Historias de la historia