¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Acoso callejero ya es delito en CDMX

No se trata de 'palabras inofensivas' o 'alagadoras', es violencia machista.
A partir de lunes, acoso callejero será delito en CDMX. (Imagen:Twitter)

¡Por fin se castigara el acoso sexual en la Ciudad de México! La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum declaró que las personas que digan piropos, o realicen chiflidos serán sancionados debido a la Ley de Cultura Cívica que entró en vigor el 8 de junio. Estos delitos serán castigados con servicio comunitario.

La ley de Cultura Cívica que entró en vigor el ocho de junio pasado específica que:

Proferir expresiones verbales de connotación sexual a una persona; y realizar tocamientos en su propia persona con intención lasciva es considerado como una infracción contra la dignidad de las personas” (Vía: Segob)

No obstante, la jefa de gobierno aclaró que aún tienen que revisarse cuáles palabras se consideran piropos o frases sexuales y, en consecuencia, se castiguen con 26 a 36 horas de arresto o con 18 horas de trabajo comunitario.

Desafortundamente, el acoso callejero es una agresión muy normalizada en la sociedad mexicana. Si bien es cierto que los hombres también son víctimas de acoso en espacios públicos, las estadísticas demuestran que quienes más lo padecen son las mujeres; hemos normalizado este tipo de violencia al grado que muchos creen que, en realidad, ni siquiera existe.

Las mujeres diariamente nos sentimos en constante peligro al utilizar el transporte público o al transitar por las calles de la ciudad, pues sabemos que la violencia normalizada por parte de los hombres siempre estará allí, si en algún momento decides enfrentar a tu agresor, probablemente éste diga que ‘exageras’ , pues sólo se trata de un ‘inocente piropo’.

Esta agresión tiene como origen la desigualdad de poder que existe entre ambos géneros. Como lo sabemos vivimos en un país patriarcal en el que las mujeres, nuestros derechos y deseos se relegan a segundo término.

Inclusive somos vistas como objetos de consumo para los hombres, por lo que no es raro que crean que tienen el control, sobre nuestro cuerpo y decisiones.

No existen los piropos, se trata de agresión verbal contra las mujeres. (Imagen: Twitter)

De tal forma, no les parece una agresión el proferir comentarios lascivos acerca del cuerpo femenino, lo justifican diciendo que se trata de un piropo, una frase que pretende ‘alagar’ la belleza femenina.

Muchas veces, el acoso se convierte en agresión sexual, cuando se atreven a tocar a las mujeres que utilizan el transporte público, a sacarles fotos o inclusive masturbarse frente a ellas.

Es claro que el servicio comunitario por si sólo no va a cambiar la percepción machista que se tiene de las mujeres, por ello, el problema no se eliminará de raíz. Si bien, la condena da un mensaje público que deja claro que está mal, se debe ahondar en temas de equidad de género.

El acoso callejero invade tu espacio personal, te transgrede e inclusive merma la confianza con la que realizas tus actividades, no se trata de ‘palabras inofensivas’ o ‘alagadoras’, es violencia machista.

Con información de: Unotv.com