Video: Papá que no quería un perro termina usando un cono de la vergüenza en solidaridad con él

Luego de ser operado, el perro tuvo que usar este artefacto como parte de su recuperción
No quería perros en casa y, ahora, es su mejor amigo | TikTok @good.boy.ollie

Un reconocido tiktoker se encargó de compartir la historia de amor y amistad entre su papá y su perro, Ollie. Quien luego de oponerse a tener un mascota, terminó usando un “cono de la vergüenza” para que el can no se sintiera tan solo.

Confirmando lo que ya es bien sabido entre la comunidad de adeptos a las mascotas. Qué son las personas que más se oponen a su llegada, las que terminan más encariñadas con ellos. 

Fue Alex Morgan quien informó en TikTok que su perro, un labrador de 7 años llamado Ollie, sería operado por una enfermedad que desarrolló en el ojo izquierdo y que habría que corregir. 

Ollie tuvo que ser operado de un ojo | TikTok @good.boy.ollie

¿Qué pasó con Ollie?

Al tratarse de una raza juguetona y activa, Alex y su familia supieron que el proceso de recuperación sería complicado e incómodo para el can. Quien tuvo que usar un Cuello Isabelino por órdenes del veterinario. 

Este tipo de herramienta, también conocida como “cono de la vergüenza”, fue el mejor recurso que encontró el doctor para asegurar que Ollie no se golpeara accidentalmente el ojo que fue intervenido o se tocara la zona con sus patitas. 

En solidaridad con su amigo perruno, el papá de Alex decidió usar también un cono de la vergüenza y que sí, Ollie no se sintiera tan solo en su proceso de recuperación.  

No quería perros en casa y, ahora, es su mejor amigo | TikTok @good.boy.ollie

Gracias a esto, Alex pudo tomar unas fotos increíblemente adorables en las que se puede ver a su papá sentado en el sillón junto a Ollie y ambos con su respectivo cono. 

Siempre son los padres que no querían tener un perro, los que terminan amándolos más”, afirmación con la que la comunidad de redes sociales estuvo de acuerdo. 

Pues su video se volvió viral en plataformas como TikTok y YouTube, donde superó más de 600 mil reacciones, entre sus 3 millones de seguidores que disfrutan de los videos del perro, Ollie.  

***

No te pierdas el mejor contenido de Plumas Atómicas en su canal de YouTube

ANUNCIO