¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Cómo funciona el registro en el IMSS para trabajadoras del hogar?

Si eres trabajadora del hogar aquí te decimos cómo registrarte en el IMSS
Te presentamos los pasos para registrarte en el programa piloto para personas trabajadoras del hogar. (Imagen: IMSS)

Si eres trabajadora del hogar tienes derecho a que tus patrones te registren en el IMSS. Te explicamos qué tienes que hacer para ejercer ese derecho.

Para poder registrarte debes contar con:

  • CURP (que se puede obtener en www.gob.mx/curp)
  • Número de seguridad social (que puede tramitarse en www.imss.gob.mx)
  • Comprobante de domicilio
  • Correo electrónico (se puede obtener gratuitamente en la Subdelegación)

También necesitas nombre completo o CURP y domicilio del empleador.

Si cuentas con varios patrones, deberás registrar a cada uno así como el número de horas que trabajas respectivamente con ellos para poder obtener la cuota que le corresponde a cada patrón.

Al final el sistema genera dos documentos: el formato de inscripción (que deberá de ser firmado por la trabajadora del hogar y el patrón) y el formato de pago que se deberá utilizar en el banco. (Vía: IMSS)

Aun si cuentas con varios patrones, debes de juntar el pago correspondiente de cada uno para poder hacer un solo pago en el banco. Tienes hasta el 20 de cada mes para realizarlo y el registro comenzará hasta el 1 del mes siguiente. El proceso de pago debe de realizarse mes con mes para continuar asegurada.

Una vez inscrita, deberás acudir a tu clínica más cercana y registrarte. El seguro del IMSS ofrece servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos y atención obstétrica, incapacidad, pensión por invalidez y vida, fondo del retiro y prestaciones como velatorios y guarderías.

Las trabajadoras del hogar merecen los mismos derechos que cualquier otro trabajador (Imagen: IMSS)

¿Cuáles son los problemas que ha presentado el programa piloto?

Mientras el programa no sea obligatorio, no hay manera de asegurarse de que los registros sean completamente honestos. Es decir, un patrón podría inscribir un salario menor para tener que pagar menos mensualmente, lo que afectaría el fondo de retiro de la trabajadora.

Igualmente, como el programa es voluntario, no hay forma de que la trabajadora del hogar pueda exigir sus derechos. Si uno de sus patrones no quiere registrarla, entonces quedaría inscrita con un menor salario. También es responsabilidad de la trabajadora reunir todo el dinero y hacer el pago en el banco (que no puede hacerse por Internet), lo que implica que los patrones tengan que darle su salario más la cuota del IMSS. Esto puede ser causar reticencia por parte de los jefes. (Vía: Animal Político)

El despido de una trabajadora del hogar sólo reglamenta la entrega de la indemnización correspondiente. Sin embargo, al perder el trabajo, también perdería la afiliación con el IMSS pues no se realizaría el pago obligatorio mensual.

Cada trabajadora también tiene que entregar una parte de su salario al IMSS, si su salario sobrepasa los $3080.40 pesos al mes, lo que también puede causar recelo por parte de las propias trabajadoras.

Cuota patronal y del trabajador necesaria para registro en el IMSS. (Imagen: IMSS)

Se pide también que se inscriban a todas las trabajadoras, aunque no hayan cumplido todavía los 18 años. Para esto, las trabajadoras mayores de quince (¡porque el trabajo infantil está prohibido!) deberán contar con un certificado médico que les permita trabajar. 

Ante los vacíos que presenta el programa, es cada vez más urgente que se convierta en un requerimiento obligatorio para todos los patrones de las trabajadoras del hogar. ¿De qué sirve que se les otorgue un derecho cuyo cumplimiento no se podrá asegurar?