Te explicamos el miércoles sangriento de Wall Street

El día de ayer el mercado bursátil global tuvo su segunda peor sacudida en lo que va del año.

El llamado miércoles sangriento, generó un efecto en cadena que arrastró a prácticamente todos los mercados globales, incluyendo los de divisas, ya que mientras los principales índices caían, el dólar se fortalecía frente a la principal canasta de divisas que utilizan esos mercados, que incluye por supuesto al peso mexicano.

La caída de Wall Street y el efecto dominó en los mercados globales

Este ajuste en los mercados a la baja respondió a varios factores, casi todos relacionados al enturbiamiento del sistema económico a raíz de la guerra comercial de Estados Unidos y China, la cual baja las expectativas de crecimiento económico a nivel global.

En cuestiones mucho más particulares, la caída en la bolsa también fue causada por el incremento en los rendimientos de los bonos en Estados Unidos y la tendencia alcista en las tasas de interés de Estados Unidos. (Vía: El Financiero)

Wall Street
Imagen: Especial

Todo esto sucedió a días de que se publicaran los principales informes macroeconómicos relacionados al tercer trimestre de este año, es decir, los mercados especularon a la baja porque perciben un entorno de incertidumbre y riesgo en el corto y mediano plazo, la principal razón es: Donald Trump y su insistencia de sostener una guerra comercial con China.

Este conflicto que ya le está cobrando factura a los productores estadounidenses, ya que por los aranceles, los precios al productor (inflación para los productores) en ese país subieron a una tasa anual de 2.6% y mostraron un incremento mensual del 0.2%, pero se estima que estos márgenes vayan en aumento en los próximos meses si continúa la guerra comercial.

Es decir, el día de ayer se formó una tormenta perfecta, ya que al factor Trump, bonos y tasas de interés, hay que agregar la caída de 2% de los precios del petróleo (el WTI cayó 2.51% y el Brent 2.45%) y el anuncio de una reducción del 40% de la producción petrolera en el Golfo de México por el huracán Michael.

NYSE
Imagen: Especial

Todos estos eventos impactaron a la bolsa de Nueva York, lo que por supuesto derivó en una reacción en cadena en los mercados bursátiles de América Latina, Europa y Asia. (Vía: Reuters)

El ajuste en los índices no fue nada suave, el Dow Jones (índice del sector industrial) cayó 831 puntos, equivalente a un 3.81%; el S&P 500 retrocedió 3.29% y, el Nasdaq perdió 4.08% y arrastrando principalmente las acciones de Twitter, Facebook, Netflix y Amazon.

En conjunto se perdieron alrededor de 99 mil millones de dólares durante la jornada roja de ayer, siendo Amazon una de las compañías más afectadas. En una sola tarde, la Bolsa perdió el equivalente a casi lo que produce una ciudad como Monterrey ¡en un año! (Vía: El Economista)

En el caso de México, el día de ayer el IPC cerró con una pérdida del 0.76%, mientras que el FTSE BIVA cerró con pérdidas de 0.84%; en América Latina, las pérdidas más fuertes se dieron en Brasil con una contracción del 2.80% y Argentina con pérdidas del 3.59%. En el caso de el mercado europeo el EurosStoxx, índice que cotiza a las 50 principales compañías de la zona europea perdió 1.65%, sin embargo, en las bolsas de Alemania y Francia se registraron pérdidas por encima del 3%. (Vía: El Financiero)

Wall Street NYSE
Imagen: Especial

Toda esta tormenta impactó directamente al Índice VIX, conocido como el índice del miedo el cual continuó con su tendencia a la alza por cuarto día consecutivo, acumulando 44% de incremento. Sí, hay un índice que mide el miedo, dicho en términos económicos, calcula la volatilidad y la incertidumbre en los mercados, baja cuando hay confianza y sube cuando hay incertidumbre; el día de ayer llegó a 22.54 puntos, el día de hoy se encuentra en 24.98 puntos, es decir, el terror va en aumento.

El día de hoy, han continuado las pérdidas en los mercados, el Dow Jones se recetó otro 2.13% de pérdidas; el S&P 500 -2.06% y, el Nasdaq, 1.25%. En México el IPC perdió 1.2% y el FTSE BIVA reportó racha negativa por 1.14%. (Vía: El Economista)

Piénsenlo, en gran parte, todo esto ha sido detonado por las ocurrencias de una sola persona. Ayer la pradera estaba seca y Donald Trump aventó un cerillo.

Por: Redacción PA.