Señalan que sindicato protegió a presunto abusador sexual

Según diversos testimonios, el funcionario suele acosar a las trabajadoras de la empresa sin que se haga algo al respecto
Tras el video de sexo oral en CFE, corren a mujer, a funcionario no le hacen nada

Hace un par de días se hizo viral un video el en que un Directivo de la Comisión Federal de Electricidad CFE en Puebla recibe sexo oral por parte de una de las trabajadoras de la empresa. El funcionario identificado como Carlos “N” aparentemente no recibió sanción alguna, mientras que la chica fue despedida. Lo que parecía una imprudencia se ha relacionado con un caso de abuso de poder.

Este video fue grabado en las instalaciones de CFE en Puebla  en la avenida 18 poniente  en Diagonal Defensores de la República. Por diferentes medios esta noticia fue tratada como una broma, un encuentro casual y algo de lo que todos podían reírse, pero no cuestionar seriamente.

Según algunos medios quienes siguieron esta historia, el funcionario señalado en el video es familiar de Víctor Manuel Carreto Pacheco, Secretario general de la sección 92  y subsecretario de la gestión industrial del CEN del Suterm.

Asimismo, Carlos “N” ha sido descrito como un hombre prepotente con los empleados. También ha sido señalado como un agresor sexual, pues obliga a algunas empleadas a realizar prácticas sexuales a cambio de mantener su empleo.

Este sujeto no sufrió consecuencia alguna por parte de la empresa, no obstante, la empleada fue despedida sin que se aclarara el motivo. Este no es un evento desafortunado ni mucho menos gracioso, de comprobarse que la práctica sexual no era consensual debe tratarse como abuso sexual.

Cómo se tipifica el hostigamiento sexual en Puebla. (Imagen: Twitter)

En este sentido se comete abuso sexual cuando una persona obliga a otra a realizar prácticas sexuales mediante manipulaciones, hostigamientos o amenazas de diversa índole.  Se comete violación cuando una persona tiene cópula con otra persona sin su consentimiento o ejerce violencia física o moral.

Aclarado lo anterior,  si la chica del video hubiere sido forzada o manipulada para hacerlo, Carlos “N” sería un abusador sexual. Asimismo, si se comprueba que ha acosado a más trabajadoras utilizando su poder dentro de la empresa, estaríamos ante un caso de acoso sexual.

Hasta el momento se desconoce qué sucedió realmente con este caso, sin embargo, el despido injustificado sigue siendo una clara muestra de que algo anda mal.

Si este encuentro sexual fue consensual ¿por qué despedir sólo al sujeto si ambos tendrían la responsabilidad de responder por ello?

Otra situación alarmante fue la difusión que los medios le dieron, entre trabajadores no existen los “favores sexuales”, es más este término siempre deja borrosa una acción que implica un abuso de poder.

Aunque no lo parezca la terminología ligada al crimen puede hacer que las víctimas pierdan la posibilidad de tener justicia. Pensemos en términos como crimen pasional que arrebatan al delito todo rastro de violencia y lo dejan como un problema sentimental, que aún así es agresivo.

Inclusive se puede pensar que las víctimas tuvieron la culpa de las agresiones cometidas en su contra. Francamente se espera que se trate de una falta a la moral por parte de ambos trabajadores. En cuanto al despido injustificado,  ¿por qué siempre se prefiere salvaguardar la integridad de un hombre, tenga o no nexos favorables, que la de una mujer?

Plumas Atómicas intentó contactar con la sección 92 del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SITUERM), solicitamos hablar con un representante sindical pero se nos colgó la llamada.

Publicidad