Salud, violencia doméstica y labores de cuidados: lo que cargan las mujeres durante el coronavirus

¿Cómo responden a la violencia de género las políticas públicas?
Salud, violencia doméstica y labores de cuidados: lo que cargan las mujeres durante el coronavirus Imagen:Pixabay)

La cuarentena para prevenir la dispersión y el contagio del coronavirus  ha traido para las mujeres una triple carga para sobrellevar: la salud, la violencia doméstica y las tareas de cuidados. ¿Se hace algo para apoyarla?

También te recomendamos: Víctimas de violencia denuncian violencia con la la Mascarilla 19

Diariamente las mujeres enfrentan una doble o triple carga de trabajo, en primera instancia las labores que realizan para un trabajo o empresa, en después las labores de cuidados que le ofrecen a las personas que habitan con ellas y todo el mantenimiento de un hogar.  Muchos de estos trabajos no son remunerados y son considerados como labores innatas de la mujer o “cosas que se hacen por amor”.

Salud, violencia doméstica y labores de cuidados: lo que cargan las mujeres durante el coronavirus (Imagen: Pixabay)

Para evitar la dispersión del covid-19 o nuevo coronavirus se ha pedido a la ciudadanía que se mantenga en aislamiento o cuarentena. Las personas cuyo trabajo se los permita, realizan trabajo a distancia en su casa y, posteriormente, se hacen cargo de las tareas del hogar, por tanto, las mujeres deben cuidar de su salud, su trabajo, labores de cuidado y, alguna, de la violencia domestica o de género que sufren en sus hogares.

Ante esta situación la directora de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Natalia Kanem, explicó la crisis de salud pública que las mujeres enfrentan:

La embarazadas, que necesitan atención prenatal, pero no saben si es seguro ir a la clínica; las mujeres en relaciones abusivas atrapadas en casa en el futuro previsible y temiendo por su seguridad. Las decenas de millones de personas en los campos de refugiados, que están contando los día para que llegue el coronavirus, y para quienes el distanciamiento social sensiblemente no es una opción. Las personas mayores , muchas de las cuales están atrapadas de forma aislada, carecen de interacción social y son particularmente vulnerables a enfermarse gravemente por el virus”. (Vía:ComisiónUnam)

Kanem puntualizó que es necesario que la ciudadanía se solidarice con las mujeres, sobre todo con ellas que viven violencia de género. Por su parte, Agostina Chiodi, integrante de la iniciativa Spotligth, ha pedido una inversión de 187 millones de dólares para cubrir las necesidades de mujere y niñas que se encuentren en riesgo.

Pero debemos hacer mucho más para garantizar que se satisfagan las necesidades más íntimas, pero esenciales, e las mujeres y las niñas del mundo mientras luchamos contra el COVID-19 durante los meses difíciles que se avecinan”, concluyó Kanem. (Vía: ComisionUnam)

Se espera que el gobierno implemente políticas públicas para porteger los derechos humanos de las mujeres.

Con información de: ComisionUnam