¿Qué es y cómo se compara el EMP a otros cuerpos de seguridad de presidentes en el mundo?

Andrés Manuel López Obrador quiere disolver el Estado Mayor Principal y le encargará su seguridad a los ciudadanos y periodistas (en serio eso dijo), pero ¿qué es realmente esta organización extraña y oscura?

El EMP es un cuerpo de seguridad que se encarga específicamente de cuidar al presidente mexicano. Es el equivalente al Servicio Secreto de Estados Unidos o a la Guardia Suiza del Estado Vaticano.

Sí, es igualito a esos hombres de traje, gafas oscuras e intercomunicadores en las orejas que salen en las películas que ponen los domingos en la televisión. Solo que es el mexicano y lo integran 8 mil 47 elementos, siendo el más grande del mundo.

El Servicio Secreto norteamericano cuenta con 6 mil 500 elementos, la Guardia Real española 1 mil 500, el Batallón de Infantería Guardia Presidencial colombiana 1 mil 400, los Granaderos a Caballo “General San Martín” argentinos 1 mil y la Guardia Suiza Pontificia 110.

Foto: Dossier Político

De todos ellos, 7 mil 612 son elementos de élite del ejército que reciben instrucción militar especializada, 52 son policías federales y 383 son civiles sin un cargo de funcionario público además de pertenecer a esta compañía.

Todos estos viajan con el presidente, divididos en 23 jefaturas, que no solo ciudad al mandatario mexicano, sino también a su familia, a secretarios de gobierno cercano y jefes de Estado que estén de visita. Ah, y claro: también a los expresidentes (te estamos hablando a ti, Felipe Calderón).

Mandos militares de la Primera Zona Militar explicaron a Reforma que este cuerpo de seguridad presidencial es el más capacitado de todas las compañías de la defensa y la milicia mexicana:

“La mayoría de los elementos militares que integran todo el EMP cuentan con un adiestramiento de élite, técnicas contra terrorismo, atentados y protección de servidores públicos; cuentan con su propio sistema de inteligencia y contra inteligencia”.

Al igual que el Servicio Secreto estadounidense, el EMP es una organización desligada del ejército, a pesar de que sus elementos procedan de la Secretaría de Defensa.

Cumplen tareas similares y tiene una organización propia, que depende directamente del presidente, que al mismo tiempo es el jefe supremo de las fuerzas armadas, pero estos no tienen que obedecer a otras instrucciones, como sí lo hace el Servicio Secreto con el Departamento del Tesoro.

Para muchos mando del ejército la integración del EMP al ejército beneficia a la organización y a la defensa del territorio mexicano, pues son elementos altamente capacitados y tenerlos dentro de las compañías militares es contar con elementos capaces para cualquier misión.

Sin embargo, para algunos elementos del EMP resulta contraproducente pues no quieren aceptar tener misiones diferentes, que sean asignadas fuera del territorio que tienen asignado para la protección del presidente o quien tengan a resguardo.

Si bien la seguridad del presidente mexicano es un asunto pertinente en todo sentido, el EMP parece ser demasiado grande, además de que cumple tareas de protección y seguridad que no son, precisamente, para la guardia del presidente en turno.

Felipe Calderón tiene para la protección de su familia política y nuclear, más de 400 elementos. Estos podrían aumentar conforme pasen los presidentes mexicanos, pues cada administración aprueba más para el mandatario que deja el puesto.

Con información de Reforma