¿Puede AMLO utilizar las reservas internacionales de Banxico?

Más que la cancelación del NAIM en sí, parecería que causó más incertidumbre la forma en que se llevó a cabo la consulta ciudadana organizada por el gobierno electo, la cual dejó mucho que desear por varias razones: fue organizada por encima de la ley, no tuvo representatividad, estuvo cargada hacia la opción del presidente electo tanto en las preguntas formuladas como en la ubicación de las mesas y, no hubo un análisis técnico serio para la alternativa planteada por el presidente electo.

Recordemos que para varias instituciones financieras y calificadoras, la consulta significó una señal negativa ya que encendió las alarmas de riesgo en los mercados, sobre todo porque el nuevo gobierno no ha aclarado los alcances del proyecto para ampliar las consultas como método para la toma de decisiones. Por ejemplo, el banco suizo UBS señaló respecto a las consultas que:

Vemos la posibilidad de que el referéndum público sea aprobado como una forma constitucionalmente válida de hacer cumplir cambios en el futuro incluyendo la posibilidad de extender los seis años presidenciales de mandato y el uso de reservas del banco central, con lo que también podrían estar sujetos a la elección la gente”.

AMLO
Imagen: Especial

Más allá de la reelección, lo que ha causado mucho más revuelo en los últimos días es la posibilidad de que el gobierno de López Obrador utilice las reservas del Banco de México para financiar programas sociales de la nueva administración. Sin embargo, respecto a este tema ha habido muchas especulaciones y mucha desinformación, ya que no es tan sencillo, el gobierno no puede así como así usar las reservas internacionales del Banco Central, debido a que no solo sería un suicidio en términos económicos, sino que también es inconstitucional, ya que recordemos que Banxico es un organismo autónomo.

Así que se tendría que hacer una reforma constitucional para quitar ese estatus de autonomía, pero, una reforma de este calado generaría un desastre económico incluso antes de aprobarse.

Más allá de eso, el tema de las reservas no es simple producto solo de la especulación, ya que el diputado del PT, Benjamín Robles, está impulsando una iniciativa para que el gobierno pueda utilizar las reservas internacionales de Banxico para crecimiento económico y combate a la pobreza.

“Queremos que el Banco de México deje de actuar de manera silenciosa ante el desastre económico que existe y debe asumir una responsabilidad en materia de crecimiento económico y el empleo, porque no es posible que se tenga un Banxico rico y un pueblo con 54 millones de pobres, cuyos ingresos no alcanzan para comprar la canasta básica”, señala la propuesta de Benjamín Robles.

Robles PT
Imagen: Especial

Genuinamente no queda muy claro a qué apunta la iniciativa: en el sentido más optimista, sería una reforma que aumente las facultades de Banxico para que esté involucrado en las políticas de crecimiento económico, tal como sucede con la FED en Estados Unidos. Por el contrario, en el sentido más pesimista, parecería que buscarían generar un marco jurídico para acceder a los recursos de Banxico.

Esto es poco probable, ya que la iniciativa buscaría reformar la ley interna de Banxico y no llevar a cabo una reforma constitucional que atente contra la autonomía del Banco Central; aunque ojo, el nuevo gobierno tendrá la capacidad de reformar la constitución por lo menos hasta los próximos 3 años que se renueve el Congreso, así que hay riesgo, por supuesto.

Banxico
Imagen: Especial

Ante los cuestionamientos surgidos de esta iniciativa y de los comentarios de las instituciones financieras, el próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, descartó cualquier posibilidad de utilizar las reservas internacionales de Banxico para financiar al nuevo gobierno. (Vía: Expansión)

“No, no, no; las reservas internacionales no se tocan, eso es del Banco de México. Es un absurdo, señaló Urzúa al respecto.

Pero, ¿qué son las reservas internaciones de Banxico? Son activos financieros que son propiedad del Banco de México y que están invertidos en el exterior; dichos activos tienen una alta liquidez ya que tienen la función de saldar pagos y obligaciones en el extranjero; la mayoría de estas divisas provienen de Pemex, ya que por ley está obligado a cambiarlas en Banxico por su equivalente en moneda nacional.

“En general, solo los activos que son propiedad del Banco Central pueden considerarse como reserva internacional. En el caso de México, estos activos son propiedad del Banco de México y de acuerdo con el artículo 18 de su propia Ley, el objetivo de contar con una reserva internacional es el de contribuir a la estabilidad de precios mediante la compensación de desequilibrios en la balanza de pagos; esto es, diferencias entre los ingresos y egresos de divisas (monedas distintas al peso mexicano) al país.
Así, las reservas internacionales fungen como un seguro para afrontar contingencias que podrían reflejarse en una disminución de los flujos comerciales o de capital de la balanza de pagos, generados principalmente por desequilibrios macroeconómicos y financieros, ya sean de origen interno o externo.
Las crisis causadas por la contracción en la actividad económica o en el comercio internacional, quiebras bancarias, escasa liquidez en los mercados financieros, encarecimiento del crédito, entre otros son ejemplos de desequilibrios macroeconómicos y financieros”
, señala la información de Banxico.

Estas reservas no pueden ser utilizadas para financiar la actividad productiva ni para impulsar el crecimiento económico, que es lo que buscaría la iniciativa del PT en la Cámara de Diputados, ya que tal cosa implicaría que Banxico emitiera préstamos al gobierno, tal como sucedía en tiempos en donde el Banco Central carecía de autonomía.

Los préstamos del banco central al gobierno están prohibidos por la ley, además de que son riesgosos en términos de equilibrio macroeconómica en la medida en que pueden implicar un endeudamiento fuerte que detone en inflación y pérdida de valor de la moneda, esto si es que se imprime dinero. (Vía: Banxico)

Reservas Banxico
Imagen: Especial

Las reservas internacionales de Banxico al primero de noviembre de 2018 fueron de 173 mil 632 millones de dólares. Gracias a este colchón kingsize, desajustes graves como la crisis del 2008 no nos pegaron de la misma forma que a otros países. Eso sí: las ganancias del Banco de México deben entregarse al gobierno; al no tener fines de lucro, todo excedente de Banxico tiene que entregarse a las arcas públicas. (Vía: Banxico)

Dicho todo esto, intentar utilizar los activos para financiamiento público sería literalmente un suicidio para la economía mexicana. Esperemos que el presidente electo esta vez sí escuche a sus colaboradores más especializados y no a aquellos que solo tienen un diagnóstico ideológico en términos de ricos y pobres.

Recordemos que, según Agustín Carstens, la peor crisis que le tocó vivir fue la de 1982, pues al acceder a las reservas internacionales no quedaba un centavo. ¿Cómo era esto posible? Simple: el gobierno de López Portillo se las había gastado.

Por: Redacción PA.