¿Por qué debería importarnos el ataque en Arabia Saudita?

El ataque a la refinería en Arabia Saudita afectará el 5% de la producción mundial de petróleo
El ataque a la refinería en Arabia Saudita podría haber desatado un conflicto internacional

El sábado 14 de septiembre, la productora más importante de petróleo de Arabia Saudita fue atacada. El ataque ha causado polémica a nivel internacional pues afectó el 5% de la producción mundial de petróleo.

A las tres de la mañana del sábado 14, se escucharon explosiones en Khurais y Abqaiq, refinerías de petróleo. Ambas son parte de la empresa Saudi Aramco, una compañía financiada por el estado saudí y considerada la más importante del país. 

Las explosiones causaron incendios alrededor de la refinería. Se estima que el nivel de daño afectaría la producción de cerca de 5 millones de barriles al día, lo que corresponde a la mitad de barriles en Arabia Saudita y a 5% a nivel internacional. (Vía: The Guardian)

Aunque durante dos años ha habido ataques a diferentes pipas, tanques y refinerías, el ataque del sábado representa el golpe más fuerte a la industria petrolera a nivel internacional.

¿Quién es el responsable del ataque?

Primero que nada, habría que establecer que en Yemen, país en frontera sur de Arabia Saudita, se ha estado librando una guerra civil desde el 2011. Después de la Primavera Árabe, el presidente autoritario Ali Abdullah Saleh entregó el poder a Abdrabbuh Mansour Hadi.

Sin embargo, el país se vio dividido entre un grupo yihadista en el sur y marcadas lealtades al antiguo presidente en otras partes del país. Ante el conflicto interno, el grupo Houti –quien se había manifestado varias veces contra Saleh– tomó control del norte del país. Con gran apoyo civil, los Houti decidieron tomar todo el país y el presidente Hadi tuvo que exiliarse en 2015. 

Por su parte, el gobierno de Arabia Saudita asumió que la rebelión Houti estaba financiada por Irán, por lo que decidió apoyar la restauración del gobierno de Hadi. (Vía: BBC)

Comenzó así un conflicto que continúa hasta nuestros días, donde la guerra civil de Yemen encuentra financiamiento en coaliciones internacionales. La ONU estima que han muerto cerca de 7,025 civiles. Igualmente, estima que el 65% de las muertes han ocurrido debido a los ataques aéreos patrocinados por el gobierno de Arabia Saudita.

Dicho esto, el grupo Houti se adjudicó la responsabilidad del ataque a las petroleras de Arabia Saudita. 

Sin embargo, debido a la nueva tecnología que utilizaron los drones y al nivel de sofisticación de los ataques, países occidentales aseguran que Irán le entregó la tecnología al grupo Houti. Tanto el gobierno iraní como los rebeldes Houti han desmentido esta idea.

Por su parte, el Secretario de Estado de Estados Unidos culpó directamente a Irán por los ataques perpetuados. En un tuit escribió:

“Teherán está detrás de los casi 100 ataques a Arabia Saudita mientras Rouhani y Zaif pretenden ser diplomáticos. Durante los llamados a des-escalar el asunto, Irán acaba de lanzar un ataque sin precedente en el almacén de energía mundial. No hay evidencia de que los ataques vengan de Yemen“. (Vía: CNN)

Por su parte, el presidente Donald Trump recordó el incidente en el cual Irán había disparado a un dron estadounidense por “estar en su espacio aéreo”. Trump asegura que ese caso fue una mentira y se pregunta si esta negativa por parte de Irán es también falsa. 

Al momento, no se sabe cuánto tardará el gobierno de Arabia Saudita en arreglar los daños a la refinería, pero se espera que tarde semanas. El lunes 16 de septiembre, el precio del petróleo había subido cerca de 20% a nivel internacional. 

Arabia Saudita aseguró que tienen almacenados cerca de 200 millones de barriles de crudo, que podrían suplir las necesidades internacionales durante 40 días. El petróleo almacenado se encuentra en Japón, China y Amsterdam. Igualmente, el gobierno de Estados Unidos autorizó la liberación de la Reserva Estrategia de Petróleo para mantener el suministro de los mercados estadounidenses. (Vía: CNN)

En México, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield, aseguró que:

“El señor presidente hizo un compromiso público que ha mantenido día con día de mantener la estabilidad en los precios de los combustibles y efectivamente hay un mercado internacional del petróleo, pero a través de la Secretaría de Hacienda y del propio PEMEX, tenemos un esquema que ordenó el señor presidente donde se manejan alzas y bajas en el IEPS y en el subsidio a los combustibles, de manera que prevemos que habrá estabilidad en el mercado.

Por lo tanto, se espera que el precio del crudo se mantenga a nivel nacional en México. Sin embargo, las tensiones internacionales son cada vez más intensas, pues el conflicto entre Estados Unidos e Irán sólo se exacerba a partir de los problemas en Arabia Saudita.