Más de 300 migrantes fueron rescatados en Veracruz en tan sólo dos meses

El día de ayer fueron rescatadas 126 personas que eran transportadas un trailer. Según el reporte del Instituto Nacional de Migración, 119 eran procedentes de Honduras y el resto de Guatemala. Además, la dependencia informó que presentaban signos de deshidratación y que por lo menos, 56 eran menores de edad.

El rescate quizá representó la única manera de sobrevivir a un viaje que pudo tener consecuencias mortales.

El trailer fue detenido por la Policía Estatal y Fuerza Civil de Veracruz en una zona conocida como ‘Playa muñecos ‘ en Palma Sola, Veracruz. Además, fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) dos presunto traficantes, el chofer de origen mexicano y una acompañante de origen hondureño.  (Vía: El Universal)

La personas migrantes fueron trasladadas a la puerto de migración en donde se les proporcionó la atención médica necesaria, además, cabe mencionar que, las autoridades mexicanas están obligadas a informar a los migrantes sobre sus derechos, entre ellos, el de solicitar asilo en nuestro país.

 

¿Rescate o colusión de autoridades con traficantes de personas?

Para tratar de responder esta pregunta es necesario mencionar algunos datos. Tan sólo en dos meses han sido rescatadas más de 300 personas, además de tener en común nacionalidades provenientes del llamado Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala, Honduras), la mayoría han sido rescatadas en localidades o municipios de Veracruz: 14 migrantes el 18 de agosto sobre la autopista La Tinaja-Cosoleacaque; 43 personas el jueves 17 de agosto en Poza Rica; 147 personas fueron abandonadas en un trailer en el municipio de Tantima.

Esta coincidencia revela que la mayor parte de la ruta migratoria fue transitada por los migrantes. Ruben Figueroa, vocero del Movimiento Migrante Mesoamericano, explica que este trayecto no podría realizarse sin la “corrupción de complicidad de las autoridades del país. (…) Tuvieron que haberlos trasladado por Tabasco y Chiapas en condiciones que pusieron en riesgo sus vidas. Es una clara muestra de que hay autoridades metidas en esta actividad.”

Mientras las autoridades sigan permitiendo los crímenes contra migrantes centroamericanos, México nunca podrá ser un refugio seguro para aquellos que huyen de la violencia de su país.

Publicidad