Miriam Rodríguez: una madre que, con disfraces y pistola, cazó a los asesinos de su hija por todo México hasta capturarlos

La historia de Miriam Rodríguez fue dada a conocer por el New York Times
(Imagen: Twitter @elgritomas)

Una madre cazó a los asesinos de su hija por todo México hasta capturarlos. Se disfrazó, cargaba una pistola y cambio de identidad. Todo esto fue contado por el New York Times.

En el articulo, “Acechó a los asesinos de su hija por todo México, uno a uno” (She Stalked Her Daughter’s Killers Across Mexico, One by One en inglés) de Azam Ahmed, conocemos la historia de la activista Miriam García, que desde 2014 se dedicó a perseguir a los responsable del secuestro y asesinato de su hija Karen.

A la joven de 20 años la secuestraron. Tras pedir el rescate, Karen fue asesinada. Para que el crimen de su hija no quedara impune, la madre decidió emprender un viaje para cazar a los asesinos.

En el texto publicado el domingo 13 de diciembre, Ahmed cuenta que la mitad de los asesinos y secuestradores de su hija está en la cárcel gracias a los esfuerzos de Miriam, que con meticulosidad, los ha cazado hasta capturarlos.

“Se cortó el pelo, se lo tiñó y se disfrazó de encuestadora, trabajadora de la salud y funcionaria electoral para conocer sus nombres y direcciones. Inventó excusas para encontrarse con sus familias, abuelas desprevenidas y primas que le dieron detalles, por pequeños que fueran. Escribió todo y lo metió en su maletín negro de la computadora, construyendo su investigación y rastreándolos, uno por uno.”

Miriam Rodríguez fue asesinada por su activismo contra el crimen organizado (Imagen: Twitter @MxLaPazMx)

“Si te mueves, disparo”

La madre de Karen estudió sus hábitos, conoció a sus amigos, investigó sus lugares de origen y sus infancias para poder dar con ellos y lograr que fueran detenidos.

Ahmed narra como detuvo a un florista, miembro del cártel de los Zeta, con una pistola cuando estaba vendiendo rosas. “Si te mueves, disparo,” le dijo.  Con aplomo, lo capturó hasta que llegó la policía para su arresto.

De 2014 a 2017, atrapó a casi todos los responsables del asesinato de su hija. Miriam ha logrado la detención de diez persona. Nadie se había atrevido a tanto.

A pesar de pedir ayuda y protección al gobierno, Miriam Rodríguez fue asesinada el 10 de mayo de 2017, a las afueras de su casa en San Fernando, Tamaulipas.

Meses antes, una docena de prisioneros habían escapado de la cárcel dónde estaban los asesinos de su hija.

“Su muerte dio forma a la impunidad que tuerce la vida cotidiana en México, y el gobierno se apresuró a reaccionar. A los pocos meses, arrestó a dos de los culpables y mató a otro en un tiroteo.”

Ahmed nos dice que la lucha de Miriam García transformó San Fernando por un instante. Su campaña tuvo un gran impacto en su momento, al punto que “el municipio colocó una placa en su honor, en la plaza principal”.

Con información de New York Times

Publicidad