¿Qué está pasando en la UAM y por qué están por perder el trimestre?

Ésta es la huelga más larga en la historia de la institución y la solución no parece cerca
Huelga en la UAM amenaza el trimestre

La huelga en curso en la Universidad Autónoma de México (UAM) se convirtió en la más larga de su historia. Las exigencias del Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (SITUAM) no han empatado con lo que ofrece la universidad, hay decenas de investigaciones paradas, miles de estudiantes sin clases y un costo millonario que crece cada día más.

Desde hace más de tres meses, la UAM está enfrascada en un conflicto laboral que, pareciera, no tiene solución cercana. Desde enero,  el choque entre las autoridades y el SITUAM comenzó cuando las negociaciones del contrato colectivo de trabajo llegaron a un quiebre.

El SITUAM exige, desde entonces, un aumento salarial del 20% y 400 plazas más; mientras que la UAM ofrece un incremento del 3.35% y un ligero aumento en prestaciones.

Las negociaciones se han abierto y cerrado decenas de veces sin llegar a acuerdos, mientras el calendario escolar sigue corriendo sin que la universidad vuelva a sus actividades regulares.

Los 58 mil 600 alumnos de la UAM debieron haber terminado su trimestre el 5 de abril, mientras se siguen acumulando los proyectos de investigación cancelados y miles de títulos esperan firma y procesamiento.

Según la misma UAM, los costos de esta huelga van más allá de lo “contable”, pues ésta ha sido un golpe a la imagen pública y “la credibilidad de la Universidad frente a la sociedad”, dijo en entrevista para La Jornada, José Antonio de los Reyes, secretario general de la UAM.

Desde el 4 de abril, con todo y una posible recalendarización, alumnos y académicos dan por perdido el trimestre (la UAM, a diferencia de otras universidades, se organiza en trimestres, no semestres), aunque no es oficial todavía la cancelación.

Trabajadores sindicalizados del SITUAM, montaron un plantón frente a Palacio Nacional para ser escuchados por el Presidente, pues consideran que es urgente su intervención directa.

La negociación sigue estancada: mientras que el SITUAM sigue exigiendo un incremento del 20%, la UAM sigue ofreciendo el 3.35%, como si los últimos tres meses no hubieran ocurrido.