Fractura de hueso podría verificar hipótesis de feminicidio en caso Lesvy

Peritos independientes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio presentaron una parte de su investigación que podría desmontar la hipótesis del suicidio de Lesvy Berlín Osorio, versión que sostiene la Procuraduría capitalina. Por lo cual, podría verificarse el feminicidio de Lesvy.

Casos como el de Lesvy Berlín Osorio hay que explicarlos con palitos y bolitas, para entender por qué las autoridades deben investigar su asesinato bajo el protocolo de un feminicidio. El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio presentó, el día de ayer, parte de un peritaje independiente que podría comprobar lo que verdaderamente pasó la noche del 3 de julio en Ciudad Universitaria, donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Lesvy Berlín.

El peritaje independiente de un grupo de investigadores, presentado por Víctor Chávez, maestro en criminalística del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), comprueba que Lesvy de 22 años, no pudo haberse suicidado con el cable de una caseta telefónica. Puesto que, la altura de la caseta telefónica en comparación con las características del cuerpo de la joven, no pueden producir la tensión necesaria para provocar asfixia. (Vía: Animal Político)

Fue feminicidio

El fragmento del peritaje está integrado por una serie de reconstrucciones de la supuesta asfixia. Para las cuales, una chica de 1.62 m de altura y de una complexión similar a la de Lesvy reprodujo 2 maneras en las que, el cable de la caseta telefónica supuestamente asfixió a la joven. Además de la presentación, el Observatorio también produjo un video para dar a conocer esta parte del peritaje, investigación que servirá como defensa en la próxima audiencia que se realizará en el mes de noviembre.

Las pruebas, a parte de refutar la versión de las autoridades locales, dan la razón a la sociedad civil e incluso instituciones que desde un principio se opusieron a la versión del suicidio.

Es importante mencionar otro detalle de las pruebas realizadas, en ninguna de ellas, se pudo llegar a la postura final en la que fue encontrado el cuerpo de Lesvy. Descubrir cómo llegó la joven a esa postura es uno de los puntos clave en el protocolo de cualquier criminalista.

“Si no hay forma de comprobar que llegó a esa posición naturalmente es porque no se corresponde con una mecánica suicida.” (Vía: El País)

Principales discordancias entre los peritos independientes y la versión del suicidio de la PGJ

  • Como lo mencionábamos arriba, pese a la reconstrucción del supuesto suicidio, jamás pudo reconstruirse la posición exacta en la que fue encontrado el cuerpo de Lesvy. Lo cual no coincide con una mecánica suicida. Además en ningún caso “se pudo lograr la suspensión del cuerpo, por tanto no pudo haber asfixia“.
  • En la necropsia de Lesvy, se detalla que tenía heridas en todo el cuerpo, en el pómulo izquierdo y hemorragias internas en la cabeza. El equipo de expertos encontró en una de ellas, una clave: la fractura del hueso hioides (el cual está ubicado debajo de la lengua, en la parte anterior del cuello). Según los expertos, ese un hueso  es muy difícil de fracturar si no hay suspensión. “Para romperlo se necesita una comprensión”. Está lesión, común en el estrangulamiento, de acuerdo a los peritos apunta directamente a un homicidio.

El código penal de la Ciudad de México establece que la máxima sanción que José Luis “N” podría tener por un homicidio simple (de 8 a 20 años), no representa ni la pena mínima que alcanzaría de ser juzgado por feminicidio (de 30 a 60 años, por haber sido pareja sentimental de la víctima). (Vía: Animal Político)

Justicias para Lesvy

Ausencia de perspectiva de género

Por su parte Rodolfo Domínguez, coordinador general de Justicia de Derechos Humanos y Género, quien colabora con el Observatorio, detalló que la falta de seguimiento a los protocolos para la investigación de feminicidios es una constante en las autoridades de justicia capitalinas. Explicó que actualmente asesoran otros seis posibles casos de feminicidios donde la PGJ cometió omisiones y no investigó con perspectiva de género.

Por último, el abogado Alejandro Martínez del Centro Fray Francisco de Vitoria, quien representa a la familia de Lesvy, declaró se pedirá levantar una alerta de género en la Ciudad de México. Del pasado mes de octubre a la fecha, se tienen el registro de 101 mujeres asesinadas. La cifra fue obtenida por consultas realizadas a organizaciones civiles.

“Se realizará un trámite para que el gobierno de la CDMX emita una alerta de género como en otros estados. Ha habido un deslinde constante del gobierno de Mancera de que no pasa este y otros fenómenos delictivos”.