¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Falso: a chica holandesa no se le practicó eutanasia

No se sabe si se trató de un error de traducción o una malinterpretación de los hechos
Falso: a chica holandesa no se le práctico eutanasia.

Ha circulado en redes la historia de Noa Pothoven, una joven holandesa de 17 años que supuestamente, habría recibido ayuda médica para someterse a una eutanasia. Sin embargo, no existe evidencia de que la chica, que sufría una fuerte depresión postraumática como consecuencia del abuso sexual, haya sido sometida a este procedimiento.

Es falso que una chica de 17 años se haya sometido a la eutanasia. (Imagen:twitter)

Según las primeras (y equivocadas) versiones de la historia Noa Pothoven era una chica holandesa de 17 años que había decidido optar por eutanasia. Esto como consecuencia de la depresión postraumática, depresión y anorexia que padecía. Estas enfermedades fueron causadas por una serie de abusos tanto físicos como sexuales que había sufrido durante su infancia.

Noa Pothoven, escribió una autobiografía en la que plasmó la serie de violencias ejercidas en su contra a lo largo de su infancia. En el libro Winen of leren se relata cómo cada uno de los abusos  fue mermando en su salud mental y física. En este sentido padeció depresión, anorexia, enfermedades que la mantenían recluida en hospitales y centros de salud especializada.

Artículos en los que se asegura que la eutanasia fue realizada. (Imagen:Twitter)

En su biografía, Noa expresó el deseo de practicarse la eutanasia, recordemos que en Holanda es legal desde el 2002. Sin embargo, por ser menor de edad, sus padres le dijeron que terminara su tratamiento psicológico. Por su parte, Noa dijo que no podría soportar hasta los 21 años pues aún sentía los estragos de los ataques. (Vía: BBC)

La chica intentó recuperar su salud mental y emocional sin lograrlo, en este sentido, la marca que dejaron las agresiones no le permitían vivir de manera plena. Por tanto, creía que no tenía sentido alguno vivir sino había superado esos problemas psicológicos.

De tal manera, la joven escribió en su cuenta de Instagram:

“Estuve deliberando por un tiempo si debería o no compartir esto, pero decidí hacerlo de todos modos. Tal vez esto sea una sorpresa para algunos, dado mis publicaciones sobre hospitalización, pero mi plan no es impulsivo. Tras años de luchar y pelear, estoy agotada. He dejado de comer y beber por un tiempo y, después de muchas discusiones y evaluaciones, decidí dejarme ir porque mi sufrimiento es insoportable”. (Vía: Noticieros Televisa)

Algunos medios de México e Internacionales aseguraron que la jovencita se sometió a la eutanasia. Sin embargo no hay evidencias de ello, suponemos que se trató de un error de traducción o una malinterpretación de los hechos.

Medios aseguraron que la joven dejó de comer y beber, aparentemente, sus padres respetaron su decisión y fue hospitalizada sin ser alimentada artificialmente. No se sabe con certeza qué sucedió con Noa Pothova.

Lo que es claro es que se necesita un protocolo de atención integra para las víctimas de violencia sexual. En este sentido, a veces es difícil calcular el daño que estas agresiones provocan.

Por otra parte, se debe recalcar que reescribir los detalles de una violación es una forma de revictimización, asimismo, no corroborar los datos implica no sólo un riesgo periodístico, sino que también afecta a los familiares de la persona acerca de la que se escribe.

Con información de El País