Origen de la cuarentena: ¿qué significa y que tiene qué ver la peste negra?

Su origen se remonta hasta la Edad Media
(Imagen: Wikicommons)

Cuarentena es una palabra que hemos escuchado mucho últimamente y ha sido utilizada para el período de aislamiento preventivo que deben enfrentar aquellos posiblemente expuestos al nuevo coronavirus que causa el Covid-19. ¿Cuándo fue la primera vez que se tomó esta medida y cuál es su significado?

También te recomendamos: Qué es el distanciamiento social y por qué ayuda a frenar al coronavirus

Miles de personas en todo el mundo están en cuarentena mientras los gobiernos se esfuerzan por evitar que el coronavirus se propague. En países como China, Italia, España, Estados Unidos, México, entre otros. Esta medida no es novedosa y podemos rastrear su origen hasta la Edad Media.

Significado de cuarentena

La palabra cuarentena proviene de quarantena o quarantino en italiano o quarantaine en francés, que hace referencia a “cuarenta días”. Fue utilizada en la lengua veneciana de los siglos XIV y XV y que designa el período en que todos los barcos debían estar aislados antes de que los pasajeros y la tripulación pudieran desembarcar durante la epidemia de peste de la Peste Negra.

A los judíos los culpaban de la peste negra y eran quemados por herejes (Imagen: Wikicommons)

Cuarentena y la Peste Negra

La práctica de la cuarentena, tal como la conocemos, comenzó durante el siglo XIV en un esfuerzo por proteger a las ciudades costeras de las epidemias de peste.

A partir de mediados del siglo XIV, repetidas oleadas de peste se extendieron por toda Europa. Después de llegar al sur de Europa en 1347, la peste negra se extendió rápidamente, llegando a Inglaterra, Alemania y Rusia. En aproximadamente tres años, se estima que un tercio de la población de Europa murió. El profundo impacto de la epidemia llevó a la institución de medidas extremas de control de infecciones.

Después de una recurrencia particular de la peste en un puerto de habla italiana, su médico en jefe, Jacobo de Padua, informó que sus residentes construyeran un lugar fuera de los muros de la ciudad para las personas infectadas con la enfermedad. Se basó en el principio: si alguien está enfermo, manténgalo alejado de cualquiera que esté sano. Es la primera teoría del contagio conocida.

Esto condujo a que el Gran Consejo de la ciudad aprobara una ley que exigía un período de aislamiento de 30 días, o trentino, para los ciudadanos o visitantes que vengan de zonas plagadas de plagas. Durante los siguientes 80 años, se aprobaron leyes similares en otras ciudades portuarias, como Pisa, Génova, Venecia y Marsella, y en algún momento desconocido durante esas ocho décadas, el período de 30 días se convirtió en un período de 40 días o cuarentena.

Tras el establecimiento de la palabra quarantino en el siglo XV, tuvo lugar una transformación de la palabra ya que para el siglo XVII, la palabra “cuarentena” se usaba para describir cualquier lugar, período o estado de aislamiento, estuviese relacionado o no con la peste.

¿Funciona la cuarentena?

Desde entones, la cuarentena se usa para detener las epidemias y pandemias. Las  grandes plagas que azotaron Europa en los siglos XVII y XVII,  fiebre amarilla, la gripe española, cólera, entre otras. ¿Qué tan eficaz es esta medida?

De acuerdo con Alexandre White, el historiador médico de John Hopkins, la cuarentena es una de las respuestas más agresivas a una epidemia que un gobierno puede tomar, ya que es la medida que garantiza que disminuya la velocidad del contagio. (Vía: CNN)

Y aunque la práctica puede ser efectiva para prevenir la propagación de una epidemia, la historia ha sugerido que a menudo son los grupos más marginados los que son injustamente atacados.

A los judíos los culpaban de la peste negra y eran quemados por herejes (Imagen: Wikicommons)

“En estos tiempos”, dijo White a CNN, “tenemos que ser mucho más cautelosos y reconocer que reducir a las personas o las culturas para que se vean a través de la lente de la propagación de la epidemia no es una forma totalmente precisa de entender a nuestro prójimo”.

Así que, todos aquellos que podamos quedarnos en casa, hagámoslo y entre todos cuidémonos.

Con información de CNN