Legisladores mexicanos: los más contagiados de COVID-19 en el mundo

Durante la última semana, el Poder Legislativo reportó 11 nuevos casos de COVID-19, cuatro de ellos, son de Diputados y los siete restantes, de Senadores
(Imagen: Graciela López/Cuartoscuro)

Durante la última semana, el Poder Legislativo reportó 11 nuevos casos de COVID-19, cuatro de ellos, son de Diputados y los siete restantes, de Senadores. También, se registraron 11 nuevos casos entre el personal que labora en el Palacio Legislativo de San Lázaro. Con estas cifras, el Congreso mexicano supera al Parlamento Ruso y se convierte en el mayor foco de contagio de COVID-19 entre legisladores en todo el mundo.

Derivado de esto, el pleno del Senado aprobó por unanimidad la realización de sesiones a distancia. En un acuerdo establecido este miércoles, se aprobó que las sesiones se realizarán a distancia y serán presenciales únicamente cuando voten temas legales, constitucionales o puntos de acuerdo de interés.

Por su parte, la Cámara de Diputados, implementó las sesiones semi presenciales, con solo 129 legisladores presentes en el pleno. Esto con el fin de reducir al mínimo posible el riesgo de contagio de COVID-19. El resto de los legisladores participa a distancia en las votaciones mediante una aplicación instalada en sus teléfonos celulares.

Adicionalmente, mantienen vigentes las medidas como la aplicación semanal de pruebas PCR, filtros sanitarios en los accesos y la recomendación de usar cubrebocas y caretas dentro del recinto parlamentario.

Congreso mexicano: mayor foco de contagios de covid-19 entre legisladores a nivel mundial

De acuerdo con Milenio, la semana pasada, el Congreso mexicano era el segundo lugar en contagios en el ámbito legislativo a nivel mundial, sólo debajo del Parlamento Ruso. Esta información encendió las alertas entre los legisladores de oposición, quienes solicitaron incrementar las medidas preventivas dentro de los recintos legislativos.

Una vez que las cifras se actualizaron, las Cámaras de Diputados y Senadores superaron por dos casos (95 contra 93) a los presentados por los legisladores rusos. Lo anterior, convierte al congreso mexicano en el principal foco de contagio entre legisladores en todo el mundo.

En el caso de la Cámara de Diputados, hasta el día de ayer habían 295 casos confirmados de COVID-19, de los cuales 73 corresponden a legisladores y 222 a personal de distintas áreas. De acuerdo con las cifras proporcionadas por los órganos directivos de San Lázaro, 53 personas mantienen contagio activo y 228 han logrado recuperarse.

Respecto a las defunciones, la cifra se mantiene en 14 personas fallecidas. Entre los casos positivos más recientes, destacan los Diputados Pilar Lozano, Luis Alegre, Arturo Escobar, Ismael Hernández, Sonia Rocha, Fernando Torres Graciano, Miguel Alonso Riggs y Mario Delgado.

Senado refuerza medidas para evitar mayores contagios

Tras la muerte del senador de Morena, Joel Molina, hace poco más de una semana, el Senado reforzó las medidas de prevención y protección. Inició la aplicación de pruebas PCR y permitir el acceso al Pleno únicamente de aquellos legisladores que arrojen un resultado negativo.

A pesar de esta medida, en el transcurso de este miércoles los casos se incrementaron, dando un total de siete casos positivos. Entre los senadores que han dado positivo a COVID-19 están Damián Zepeda, Alejandra Reynoso, Ismael García Cabeza de Vaca y Roberto Moya Clemente. También los morenistas José Luis Pech, Bertha Alicia Caraveo y Celeste Sánchez.

En entrevista con Milenio, el Senador Ricardo Monreal, advirtió que los legisladores también pueden contagiarse fuera del senado.

“Nos han explicado clínicamente. Pueden adquirir fuera la posibilidad de incubarse puede ser en cualquier momento y pueden surgir. O sea, el hecho de estar reunidos es un riesgo, por eso es que estoy planteando las sesiones a distancia”, señaló Monreal.

A partir de la propuesta realizada por Monreal, se estableció un acuerdo que promueve las sesiones a distancia. Además, se prevé dos modalidades de votación: con firma electrónica, que utilizarán cuando el pleno sesione a distancia, y la votación presencial.

La votación con firma electrónica está contemplada para la validación de las actas de las sesiones anteriores, dictámenes y puntos de acuerdo. También está considerada para votar por las licencias a senadores y los acuerdos de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política.

Para el caso de las votaciones presenciales, el acuerdo establece que en el pleno sólo podrán estar 50 senadores y otros 20 en el Salón de la Comisión Permanente, para un quórum de 70. Los 78 senadores restantes podrán votar vía remota mientras permanecen en sus oficinas.

Las reuniones y comparecencias de servidores públicos se realizarán a distancia.

Con información de Milenio
Publicidad