La historia del conflicto entre Calderón y AMLO

Trece años lleva este conflicto, y no muestra ningún signo de detenerse
Trece años lleva el conflicto entre AMLO y Felipe Calderón

El conflicto entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón lleva cerca de trece años en auge. A continuación te compartimos algunos de los momentos más intensos de su constante pelea.

Fue durante las elecciones de 2006, que ambos se dedicaron a descalificar al otro. Un comercial del PAN sacó lo que después se convertiría en el lema anti-obrador: “López Obrador: un peligro para México“.

Fue la elección reñida, donde Felipe Calderón ganó por .56% de ventaja, el ápice de su pelea. Mientras que AMLO se declaraba a sí mismo presidente legítimo y hacía un plantón en el Zócalo que duraría 47 días, Calderón lo declaraba “mal perdedor”. Se estima que las pérdidas económicas que dejó el plantón ascienden a cerca de 3 mil millones de pesos para distintos comercios, restaurantes y hoteles. (Vía: El Financiero)

Cuando, en 2012 Calderón se encontraba inaugurando la primera etapa de la carretera Delicias-Chihuahua, una víbora de 60 cm apareció frente al podio del presidente. Éste llamaría al incidente “el complot de la víbora prieta” haciendo alusión a las declaraciones de AMLO sobre la presidencia, pues el tabasqueño sostenía que perdió las elecciones por un “complot”.

Felipe Calderón intentó varias veces desprestigiar a AMLO, especialmente por su antigua relación con el PRI. En 2017, a fin de manchar la campaña política de AMLO, compartió un tuit en el que sostiene que fue AMLO el autor intelectual detrás del “Himno del PRI”. Fue desmentido cuando surgió el nombre del verdadero creador: Alberto Zentella.

Días después, AMLO respondió calificando a Calderón de “mezquino”. El expresidente Calderón quería donar su pensión a una fundación para niños con cáncer, aunque sólo estaría donando el 8% del dinero que recibe por parte del gobierno. Andrés Manuel mostró el desglose de dinero sosteniendo que el gobierno todavía tendría que pagarle 50.8 millones de pesos al año al exmandatario.

Sin embargo, cuando AMLO ganó las elecciones en 2018, Calderón lo felicitó en su cuenta de Twitter:

“Los ciudadanos han decidido; felicito a @lopezobrador_ por haber ganado las elecciones el día de hoy”. La felicitación parecía ser también una especie de advertencia, pues le ofreció su apoyo “en lo que haga bien“. Aunque la felicitación parecía iniciar una tregua entre ambos, poco duró el cece al fuego.

Apenas en febrero de 2019, AMLO acusó a Felipe Calderón de haber trabajado con una empresa transnacional en un claro acto de corrupción y conflicto de intereses. Posteriormente Calderón probó que su participación en Avangrid había sido entre 2016 y 2018, cuatro años después de haber ocupado el cargo. (Vía: El Universal)

Ante la inocencia de Calderón, AMLO le pidió disculpas:

“Entonces, para que no vuelva a pasar y que no se moleste, que no se disculpe, le ofrezco disculpas. Pero se le pasó la mano, eso no se puede hacer”. 

Calderón aceptó la disculpa de AMLO y reiteró su apertura al diálogo. Pero no, el conflicto tampoco terminó ahí.

Cuando AMLO declaró que eliminarían la seguridad para los exmandatarios, tanto Vicente Fox como Felipe Calderón se negaron a la medida. Calderón mandó una carta (que posteriormente se hizo pública) en la que establecía que no podía, por solvencia económica, contratar a sus propios guardias de seguridad. Durante los cuatro meses que estuvo sin protección, Calderón cargó su propia arma de fuego. (Vía: Vanguardia)

AMLO cedió ante las peticiones de los exmandatarios y les otorgó ocho elementos de seguridad a cada uno. Dijo que esto correspondía al 10% de lo que se gastaba anteriormente en su seguridad. (Vía: Expansión)

El siguiente foco de conflicto parecía no ser culpa de ninguno de los mandatarios. Los elementos de la Policía Federal convocaron a huelga porque no querían ser forzados a pertenecer a la Guardia Nacional. Durante este paro a nivel nacional, uno de los policías invitó a Felipe Calderón a ser el líder sindical del grupo. 

Aunque Calderón rechazó la invitación para evitar afectar el movimiento, Alfonso Durazo (Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana) lo acusó de ser uno de los instigadores de las protestas. Así, Calderón se encontró en medio de los conflictos entre la Policía Federal y el presidente Obrador. (Vía: Excelsior)

El más reciente conflicto se dio el 23 de agosto del 2019, cuando AMLO aseguró que el nivel de violencia es herencia directa de la guerra contra el narco que inició Felipe Calderón. Según AMLO, Calderón parecía el “Comandante Borolas” pues hasta su chaleco le quedaba grande. A esto, Calderón sostuvo que aunque le quedara grande el saco, a otros les queda grande el puesto.

Estos trece años de conflicto entre AMLO y Calderón representan también la polarización social que existe entre los seguidores de ambos mandatarios. La lucha entre blanco y negro polariza también las opiniones sociales, entre “fifís” y “chairos”, entre “el antiguo régimen” y la “cuarta transformación”, entre AMLO y Calderón. ¿No habrá intermedios?